Desciende a 15 días la espera en operaciones para las patologías más graves

La demora para una operación de prioridad 1 –patologías más graves– se sitúa en 14,9 días en los centros sanitarios del Servizo Galego de Saúde (Sergas), lo que supone que al cierre del primer trimestre de 2012 bajó en 4,7 días frente al mismo periodo del año pasado. En el cómputo global, la espera subió en 6,7 días en los hospitales gallegos, de los 75,5 en 2011 a 82,2 a 31 del pasado marzo.

En concreto, los pacientes más graves esperaban al cierre de marzo una media de 4,7 días menos que el año anterior y 26,3 días menos que en 2009. Al respecto, en un comunicado, la Consellería de Sanidade subraya que sigue trabajando «en la mejora de la atención en tiempo y gestionando según criterios homogéneos en base a la gravedad del paciente, a la capacidad de resolución de la intervención y también criterios sociales».

En cuanto a los pacientes con patologías de prioridad 2, el tiempo  medio de espera se sitúa en 62,7 días en todos los centros de la red del Servizo Galego de Saúde, frente a los 63,3 del mismo periodo de 2011.

Así lo recogen los datos de listas de espera publicados este viernes en la web del Sergas, que señalan que contando con los datos del Hospital Povisa al cierre del trimestre había 39.614 personas en lista de espera, con una demora de 82,2 días, de los cuales 878 pacientes aguardaban más de un año.

Además, de los 39.614 pacientes en lista de espera para operarse en los hospitales gallegos –incluido Povisa–, 2.377 esperan entre medio y un año; 9.642 entre tres y seis meses y 26.717 menos de tres meses.

Sanidade destaca que la media global de espera quirúrgica en los hospitales de la red pública de Galicia a 31 de marzo –excluyendo Povisa– era de 64,2 días, lo que supone 3,1 días menos que en 2011, cuando era de 67,3 días y 7,9 jornadas menos que en el mismo periodo de 2010.

En total, la espera media para una intervención quirúrgica bajó en ocho de los 15 hospitales de la red sanitaria gallega. En concreto, destacan los descensos de 27 días en el Hospital da Costa –de 103,5 a 76,2– y en el Hospital Lucus Augusti de Lugo en 20 días –de 69,5 a 49,1–. También se redujo la demora en los complejos hospitalarios de A Coruña, Santiago y Pontevedra; y en los comarcales Virxe da Xunqueira, Monforte y Hospital do Salnés.

Por contra la demora media para operarse aumentó en siete centros, especialmente en el concertado de Povisa –de 135,7 a 185,4 días–, así como en el complejo hospitalario vigués –de 79,1 a 79,9–, el CHUO –de 44,8 a 45,4–, Arquitecto Marcide –de 30,7 a 33,7–, el Hospital do Barbanza –de 54,1 a 59,9–, comarcal de Valdeorras –de 21,1 a 27,2– y Hospital de Verín –de 26,7 a 36,1–.

CONSULTAS

Por su parte, en el primer trimestre de 2012 el tiempo medio de demora para las primeras consultas de enfermedad se situaba en 56,8 días, 1,4 más que hace un año –55,4–, con 25.277 personas menos en espera. En total a 31 de marzo había 171.175 personas aguardando, 392 de ellas más de doce meses; 8.552 entre medio y un año; 25.433 entre tres y seis meses; y 136.798 menos de tres meses.

A este respecto, el Sergas resalta que sigue trabajando «en su compromiso de atención a pacientes con sospecha de patología grave en un tiempo inferior a 15 días, a través de la implantación de las vías rápidas».

Las especialidades que más disminuyeron la espera en comparación del tiempo medio entre marzo de 2012 con respecto a 2011 son Urología –con 30,4 días menos–, Obstetricia –con 29,8 días menos de demora–; Pediatría –en la que se refleja un descenso de 19 días–; Cardiología y Neurología –con un descenso en la espera media de 18,1 días y 15,1 menos respectivamente– y Cirugía Pediátrica, con 11,9 menos de espera media.

Las consultas con menor tiempo de demora media a 31 de marzo eran las de Cirugía Cardíaca infantil, en la que no ha espera; Cirugía Plástica y Reparadora –8,5 días–; Obstetricia –10,6 días– y Cirugía Torácica –12 días–.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

En cuanto al tiempo de espera medio en el ámbito de las pruebas diagnósticas, y comparando los datos con el primer trimestre de 2011, Sanidade destaca que se observan «importantes disminuciones» en pruebas como los rastreos gammagráficos, los estudios endocrinos y las radiologías de mama.

Asimismo, las pruebas diagnósticas con menor tiempo de espera medio a 31 de marzo de 2012 son las ventriculografías –con dos días de espera–, los estudios fetales –4,7–, el estudio endocrino –9,8– y las PET –10,5–.

MÁS ACTIVIDAD

Sanidade ha hecho hincapié en que el primer trimestre se realizaron 29.693 intervenciones quirúrgicas en jornada ordinaria, lo que supone 1,750 más con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se hicieran 27.943; y un total de 3.429 más que en los tres primeras meses de 2010.

De este modo, la Xunta indica que el rendimiento quirúrgico a 31 de marzo de 2012 se situaba en el 74,14 por ciento, «una cifra que destaca frente al 73,7% de 2011 y frente al 72,11% de 2010» y que se sitúa «muy cerca», según recuerda, «del objetivo estándar del 75 por ciento».

También aumentaron las intervenciones quirúrgicas realizadas en los centros de salud. Así, a 31 de marzo se habían realizado 5.013 operaciones, un 16 por ciento más que en el primer trimestre de 2011, cuando se había hecho 4.305.

En lo que respecta al conjunto de actividad de consultas diagnósticas en la sanidad pública gallega, Sanidade apunta el incremento en 52.351 en los últimos tres años, pasando de 1.001.174 consultas en jornada ordinaria en el primer trimestre de 2009 a 1.053.525 hasta marzo de 2012.

OBJETIVOS

Sanidade ha recalcado que los objetivos que guían su trabajo se centran en incrementar la eficiencia, mantener el principio de equidad en el acceso a la asistencia sanitaria y «ofrecer una atención sanitaria de calidad en tiempo y forma».

En esta línea, explica que el objetivo «es seguir manteniendo la cartera de servicios con los mismos parámetros de calidad y seguridad, prestándole a los pacientes la atención que necesitan según el estado de salud de la manera más eficiente».

En 2012 Sanidade ha insistido en que «continuará apostando por el incremento del rendimiento quirúrgico hasta alcanzar el estándar en la actividad ordinaria», desarrollando la actividad extraordinaria «según necesidades», manteniendo la gestión de las listas de espera con «criterios de honestidad, rigor y transparencia» y «priorizando la asistencia según las necesidades de los pacientes».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar