Los sindicatos de NCG Banco lamentan la incertidumbre sobre su futuro

Los sindicatos con representación en Novagalicia Banco (NCG) lamentan la incertidumbre generada en la plantilla por la situación de ‘impasse’ que afronta la entidad financiera, a la vista de la comunicación del Banco de España del pasado viernes.
Ese día, el organismo gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordoñez ratificó su aprobación a la venta de la participación del FROB en un «proceso competitivo de subasta» pero expresó su recelo acerca del «encaje normativo» del denominado ‘plan Castellano’, de entrada de fondos privados en la entidad.

Así las cosas, representantes de las organizaciones sindicales de NCG Banco señalan a Europa Press que ahora les toca pronunciarse sobre dicha vía al Ministerio de Economía, al propio FROB y a Bruselas, a los que apremian para que tomen una decisión.
La dirección, por su parte, se puso en contacto este lunes con la plantilla para transmitirle su intención de seguir adelante con el proyecto en solitario y de aportar «toda la documentación» precisa a los organismos correspondientes con el ánimo de «justificar un menor daño a las arcas públicas».
FECHA TOPE
El representante de CC.OO. en la entidad, Luis Mariño, destaca que «no cambió absolutamente nada» desde la pasada semana, «únicamente» que el supervisor se manifestó «más abiertamente» sobre la posibilidad de que inversores entren en la financiera, algo para lo que sería necesaria la aprobación de un EPA –esquema de protección de activos– al que el todavía gobernador se opone.
A este fin, Mariño apunta la fecha «tope» del 31 de mayo. Este mismo lunes la dirección se puso en contacto con los trabajadores a través de una comunicación emitida por la Intranet de NCG Banco en la que subraya su intención de proseguir con las negociaciones, para lo que entregará a responsables estatales y europeos «toda la documentación» para tratar de «justificar» la «segunda vía», según ha explicado el sindicalista.
Luis Mariño constata que la subasta total sería «más perjudicial» para la plantilla, pues, de entrada, los servicios centrales «sobrarían» y, a continuación, el recorte de oficinas «dependería del solapamiento» con la entidad que comprase NCG Banco. De ahí que los sindicatos adviertan que esta opción supondría mayor pérdida de empleo.
CASTELLANO, «EMPEÑADO» EN SU PLAN
«Nosotros esperamos noticias, imagino que como la dirección de la entidad», ha señalado Luis Mariño. En esta idea coincide el representante de Csica, Carlos Peso, quien apela a «terminar con la incertidumbre» y se muestra convencido de que Castellano «sigue empeñado» en sacar adelante el proyecto en solitario.
Peso critica la actuación de Fernández Ordóñez pues «elude su responsabilidad» de pronunciarse sobre el plan del presidente de NCG Banco. Y, aún consciente de que el futuro de la entidad no pase por la subasta es «un tema difícil», confía en que el ministro de Economía, los responsables del FROB o las autoridades comunitarias «puedan darle el visto bueno independientemente de lo que dice MAFO».
La alternativa de dar entrada a fondos de inversión privados es la «idónea desde un punto de vista laboral», pues «cualquier banco grande» que adquiriese NCG Banco «vía subasta, lógicamente ordenaría un adelgazamiento inmediato», ratifica el responsable de Csica.
«DE UNA SANTA VEZ»
En esta línea, también el representante de UGT, José Ramón de Pliego Valdés, es contundente al urgir «que lo que sea, sea de una santa vez».
De Pliego afirma ser «de los que piensan que antes de mitad de mayo» será «plenamente conocedor de lo que van a hacer las entidades». Porque «la Unión Europea está exigiendo que esto se solvente ya», incide.
«Alguien tiene que decir qué es lo que va a ser esto», resalta, antes de insistir en que «no tiene sentido prolongar» la situación de la entidad gallega y reconocer, asimismo, que «apoyo no lo va a haber». De este modo, cree que «las señales que mandan» los responsables políticos «van más cerca» de la subasta que del plan Castellano de entrada de capital privado.
«TODO APUNTA A QUE VA A SER SUBASTADA»
Igualmente crítico es el representante de CIG-Banco, Clodomiro Montero, quien dice que «todo apunta a que la entidad va a ser subastada». Así, si en el otoño pasado fue valorada en 181 millones de euros, «ahora» se venderá «por un euro», avisa.
Este extremo es «gravísimo» para Montero y responde a la «auténtica irresponsabilidad» de los gestores de NCG Banco y los gobernantes gallegos.
«Lo que no se puede en un sector como el financiero es mantener la situación de incertidumbre para lavarse la cara», denuncia, en alusión al transcurso de «casi un año a ver si llegaban inversores» tras el incremento de los requerimientos de capital.
A su juicio, todo este proceso, «desgraciadamente, consiguió que se degradase la imagen» de NCG Banco y que haya más de 6.000 puestos de trabajo y «lo que queda de obra social en el aire».
«El experimento va a salir caro», concluye Clodomiro Montero, para quien «no parece que sea muy creíble» que la UE dé el visto bueno a una alternativa sobre la que el supervisor «dice que no».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar