Nokia aconseja: Tanto sirve para la paella como para secar el móvil…

¿Que estaba hablando cerca de la ducha y su smartphone se le ha resbalado de las manos y ha acabado totalmente mojado?, no hay problema, puede haber solución. Nokia ha dado a conocer cinco pasos que pueden ser útiles para salvarle la vida a su móvil, todos ellos con el arroz como principal protagonista.

Nokia sabe de lo que habla. Tras su larga experiencia, esta empresa reconoce que uno de los peores enemigos de los smartphones -o móviles en general- es el agua y la consiguiente humedad. En muchos casos, un infortunado baño de estos terminales se traduce en su adiós definitivo, pero no siempre.

Nokia ha publicado cinco pasos para aquellos que sufran algún percance con su smartphone y el agua. Lógicamente, cuando el móvil se moja, lo primero es dejar que todo el líquido se escurra. Es fundamental que del terminal salga la mayor cantidad de agua para que los siguientes pasos puedan ser efectivos.

Segundo paso: la extracción de tarjetas y batería. Con ello evitaremos un posible cortocircuito…, además, con la humedad, es muy posible que las tarjetas y la batería ya no funcionen. Eso se comprobará más tarde.

Tercer paso: el secado del móvil. Con una toalla o paño seco, los usuarios deben frotar el dispositivo para intentar secar el máximo posible de su superficie. Está completamente prohibido el uso de papel y de secadores eléctricos.

Cuarto paso: cuando el arroz se convierte en protagonista. Nokia recomienda meter el smartphone humedecido pero secado con la toalla en el interior de una bolsa llena de arroz. El usuario colocará la bolsa sobre un radiador al menos toda una noche.

Quinto paso: comprobar que el dispositivo enciende. Si esto sucede, instalaremos la batería y las tarjetas para ver si el móvil da señales de vida. Si no fuera así, Nokia recuerda de la importancia de hacer una copia de seguridad de todos los contenidos del smartphone.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar