El Gobierno descarta subir el IVA y bajar el sueldo a los funcionarios

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado la posibilidad de subir el IVA y bajar el sueldo a los funcionarios en los Presupuestos Generales del Estado que se aprobarán este viernes para “no afectar al consumo”.

“No queremos tocar todo aquello que afecte al consumo”, ha dicho Rajoy, en una rueda de prensa en Seúl, donde ha recordado que sólo las pensiones subirán en los Presupuestos por una razón “de justicia” y porque congelarlas o bajarlas también afectaría al consumo.

El jefe del Ejecutivo no ha querido avanzar las mediadas que contendrá el Presupuesto porque aún no está “cerrado”, aunque ha asegurado que “definitivamente” las iniciativas no van por la vía de subir los impuestos al consumo.

En concreto, Rajoy ha aseverado que no subirá el IVA y que congelará el sueldo de los funcionarios en lugar de bajarlo porque España necesita consumo e inversión. Además, ha recordado que el déficit se puede reducir recortando el gasto, subiendo los impuestos o haciendo que mejore la actividad.

En cualquier caso, ha garantizado que los Presupuestos serán “muy austeros” y que el Gobierno intentará ser “justo y equitativo” al tomar las decisiones para no hacer más daño al consumo.

Asimismo, ha avanzado que las cuentas incluirán una bajada media del 14% del gasto de los ministerios, por encima del retroceso del 12,4% previsto cuando se aprobó el techo de gasto.

SUBE LA LUZ

Por otra parte, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado hoy que la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogida más de 20 millones de hogares y pymes, subirá el próximo 1 de abril entre el 5 y el 7%.

Según Soria, el Gobierno debe subir la luz para dar cumplimiento a un auto del Tribunal Supremo que obliga a repercutir en la tarifa eléctrica o a las empresas el haber superado el límite anual de generación de déficit de tarifa, fijado en 1.500 millones de euros.

El ministro ha asegurado que los consumidores no serán los únicos que soportarán el cumplimiento del citado auto, sino que este se repartirá también con los operadores del sector eléctrico y con las cuentas públicas, ya que, de lo contrario, habría que subir la tarifa un 40%.

Una de las principales partidas del coste de la luz es la distribución de la electricidad que, según los analistas de Banesto, sumará cerca de 5.300 millones de euros en 2012, lo que supondría el 16% de la tarifa total.

Ante las perspectivas de un recorte de los costes regulados, las empresas eléctricas cotizadas como Iberdrola y Endesa han cedido posiciones en bolsa en las últimas sesiones.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar