Evacuados los vecinos mientras prosiguen las negociaciones

La policía ha evacuado finalmente a los vecinos del edificio donde la policía negocia con el asesino de la matanza de Toulouse. Los vecinos habían reclamado que se les sacase de allí antes de que el asesino volase todo por los aires.

La odisea comenzó a las tres de la mañana en el barrio de Côté Pavée, de la ciudad de Toulouse. Durante horas los vecinos del edificio donde la policía negociaba con el supuesto asesino estuvieron atrapados. No fue hasta que el sospechoso se negó a continuar negociando, sobre las 11 de la mañana, que la policía se decició a evacuar a los vecinos.

Los habitantes del edificio fueron sacados a través de la escalera de incendios y trasladados en autobús hasta un cuartel militar.

Querían salir de allí, pero no sabían cómo porque policía no les dejaba salir. “Tenemos derecho a irnos. Sería más prudente irse antes de que haga volar todo, ¿no?”, señalaba Jim Mercadal, encerrado en su casa justo enfrente del edificio donde se encuentra el presunto asesino.

En otro testimonio recogido por la cadena France24, uno de los vecinos señaló que necesitaban irse de allí. “Nadie nos ha venido a ayudar, ni nos ha avisado de lo que está ocurriendo. No sabemos qué está pasando. Escuchamos disparos y gente hablando con el sospechoso. No quiere rendirse. Necesitamos que alguien nos saque de aquí”.

El padre de otro de los vecino, un joven contable de 22 años, señaló que su hijo permanecía dentro mientras la policía hacía guardia en el hueco de la escalera. Según ha indicado France24, la policía hizo explosionar una bomba mientras los vecinos del edificio continuaban dentro. El sospechoso se encontraría en la planta baja.

“En solo unos segundos oí unos 24 disparos”

Jim, un joven que trabaja como camarero en el centro de la ciudad, se despertó con un fuerte ruido de disparos. Nunca en su vida había oído un arma. “Fue espeluznante”, recuerda Jim.

“Escuché algo realmente fuerte. En solo unos segundos oí unos 24 disparos. No me lo podía creer porque era la primera vez que escuchaba tiros de bala”, ha relatado Jim a Teinteresa.

El joven se despertó, pero se quedó en la cama. El fuego no paró hasta veinte minutos más tarde y se retomó sobre las 4 de la mañana.

Jim se asomó a la ventana pero no podía ver nada. A las 5 fue a su habitación el amigo con el que vive, que se despertó con otra tanda de disparos. Al abrir la ventana para enterarse de lo que ocurría un policía les dijo que cerrasen la ventana y permaneciesen dentro.

El joven vive en una casa justo enfrente del edificio de cuatro plantas donde buscan al sospechoso. Jim cuenta que el edificio donde la policía busca al presunto autor de la matanza de Toulouse forma parte de un complejo de cuatro edificios de gente humilde.

A las puertas del edificio hay un camión de bomberos y decenas de policías “fuertemente armados” continúan en los alrededores.

Jim teme que el asesino tenga armas o pueda tener un fuerte arsenal de explosivos, pues la policía no ha conseguido arrestarle.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar