Fieles seguidores del GPS, introducen el coche en el mar

Tres jóvenes japoneses de turismo en Australia acabaron con su coche dentro del agua en Moreton Bay, cuando intentaban conducir hacia la isla de North Stradbroke guiándose por el GPS.

Según cuenta The Redland Times, la fe ciega de los jóvenes nipones en el sistema GPS les hizo meter su coche modelo Hyundai Getz en el agua, hasta hundir los ejes en el fango. Nada menos que 500 metros recorrieron antes de darse cuenta de que no iban por buen camino.

Al cabo de un par de horas, la marea subió y el coche quedó varado rodeado de agua, causando el regocijo de los espectadores desde la costa y los pasajeros de barcos y transbordadores.

Los turistas son alumnos de Tokio que habían pensado pasar el día en la isla de North Stradbroke y creían que su GPS sería capaz de guiarlos hasta allí. El aparato lo hizo, pero se olvidó de mencionar los 15 kilómetros de agua que hay entre el continente y la isla.

El coche estaba cubierto por el seguro, pero les va a costar a los turistas alrededor de 1.500 dólares añadidos en la factura del alquiler.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar