Marcha en demanda de trabajo para el naval de Ferrol

Los manifestantes del naval, en las inmediaciones de San Caetano.
Varios miles de personas se manifiestan en Santiago para pedir carga de trabajo en los astilleros de la ría de Ferrol, en los que la situación es “crítica”. Posteriormente, los representantes del comité de empresa de Navantia se reunieron con el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, tras lo que censuraron que la Xunta trata de “torearlos” y no aporta resuelve la situación.

Por su parte, Guerra ha indicado en las declaraciones a los medios posteriores al encuentro que el compromiso de la Xunta es “firme” para la construcción del dique flotante, que ve no solo como una solución a corto plazo, sino como “un nuevo camino de mercado”, pero ha insistido en que la decisión debe ser tomada por la propia Navantia, que es una sociedad pública y controlada por la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI).
Los trabajadores del naval, que hicieron a pie el recorrido entre San Lázaro y San Caetano, han reclamado la construcción de este dique flotante, que “no será la panacea” pero sí un “parche” para las 17.000 familias que dependen del naval en Ferrol, según ha destacado el responsable de UGT, Jesús Pérez. “Que se pongan de acuerdo ya y que nos dejen hacer lo que sabemos hacer, que son barcos. Solo pedimos trabajo, no subvenciones”, ha proclamado.
Los manifestantes permanecieron concentrados en la explanada de la entrada principal de San Caetano hasta la salida de los representantes del comité de empresa, hacia las 12.30 horas, que les han trasladado que “la peor noticia es que no hay noticia”, pero han llamado a “no desfallecer” porque “la batalla es larga”.
El presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol, Fernando Sinde, ha dicho, que la situación “ya no es preocupante, es crítica”. Desde septiembre, ha destacado, se han perdido 1.000 empleos y temen la destrucción de otros 2.000 en los próximos meses.
El dique flotante, ha expuesto, es “lo prioritario” para los trabajadores, puesto que “daría cargo de trabajo en el corto plazo”. Tras la reunión, Sinde ha acusado a la Xunta de estar “subyugada” ante las decisiones del PP estatal y ha atribuido los retrasos en la toma de decisiones sobre el dique a intereses políticos. “Esperaremos a que pasen las elecciones en Asturias y Andalucía y puedan tomar una decisión libre sin estar condicionados por elecciones, porque es lo que está retrasando las decisiones”, ha recriminado.
Sinde ha censurado que “aunque” los responsables del Gobierno gallego “lo niegan” lo que se han expuesto en la reunión “es más de lo mismo”. “En septiembre avalaban el dique y ahora lo siguen avalando pero dicen que hay una dificultad en el Gobierno central, en la SEPI y en Navantia. Ya lo sabíamos, pero es lo que tienen que resolver porque ahora es un gobierno monocolor”, ha urgido Sinde.
DÍAS DE ESPERA
El sindicalista ha apuntado que esperarán hasta el 8 de abril –para cuando está prevista una respuesta estatal respecto al dique–. En cualquier caso ha censurado de que se traslade la decisión a Navantia, en la que no se ha nombrado nuevo presidente, cuando esta depende de la SEPI y la SEPI del Gobierno central.
“Nos están toreando, en una palabra”, ha concluido el presidente del comité de empresa. “No me gustó esta reunión porque me gustaría que el despacho de Javier Guerra fuese donde están los trabajadores. Él está aquí sentado y los trabajadores están soldando y trabajando, esa es la diferencia”, ha criticado y ha advertido sobre la situación de los trabajadores de la industria auxiliar que “en julio y en agosto se van a ir para casa”.
De vuelta en la explanada de San Caetano, en la que continuaban concentrados los manifestantes, los representantes sindicales han llamado a continuar con las movilizaciones y a hacerse escuchar también en Madrid. Además, han criticado al alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, por estar “escondido”. “Si Navantia cae, cae todo Ferrol. Ferrol nació alrededor de un astillero”, han destacado.
LA XUNTA PIDE BUSCAR FINANCIACIÓN
El conselleiro de Economía e Industria ha indicado que transmitió a los representantes de Navantia que el “compromiso” del Gobierno gallego con el dique flotante “es el mismo” y ha destacado que fue la consellería “la que presentó informes técnicos y económicos para la construcción”.
Asimismo, ha apuntado que la situación de los astilleros gallegos es uno de los temas abordados este jueves por el presidente del Gobierno estatal, Mariano Rajoy, y el jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo.
“Nuestro compromiso es firme y no depende de colores de Gobierno, depende de que hay una realidad y que ese dique puede ser no solo una solución parcial, sino abrir un nuevo camino en el mercado”, ha argumentado Guerra, que ha reiterado que es Navantia la que tiene que financiar el proyecto, que costaría unos 140 millones de euros. “Esa financiación hay que buscarla”, ha conminado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar