Mediación resuelve favorablemente en el 50% de los casos

 

Casi el 50 por ciento de los 133 casos de separación y divorcio que fueron derivados al servicio de mediación familiar intrajudicial desde 2009 llegaron a acuerdo, un total de 65, según el balance que ha ofrecido este martes la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, sobre el programa de la Xunta, que está operativo en Santiago y Ourense.

En total, desde el inicio de la iniciativa, fueron derivados 239 casos, se realizaron 201 sesiones informativas iniciales y 133 fueron aceptados. Pero “lo importante y digno de subrayar”, a juicio de Mato, es que la mitad alcanzaron un acuerdo “consensuado” entre las partes, que lo que persigue, entre otro objetivos, es “proteger a los menores” que se vean inmersos en un proceso de ruptura matrimonial.

En lo que va de 2011, casi la mitad de los casos terminaron también con un acuerdo. Hubo 104 sesiones informativas iniciales, de las que en 65 casos se aceptó la mediación y un total de 28 terminaron en acuerdo. Nueve casos se encuentran en la actualidad en trámite, según informa la consellería de Traballo. Además, las sesiones informativas este año aumentaron en un 70% en relación con 2010, ha recalcado Mato.

La conselleira ha hecho una visita al servicio de mediación intrajudicial acompañada por el titular de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, Alfonso Rueda y por el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, quien ha resaltado el “extraordinario” balance del programa pero ha pedido reforzar el servicio en Santiago y Ourense.

El responsable autonómico en materia de Justicia, por su parte, ha señalado que “la intención” del Gobierno gallego es extender el programa este año a Vigo y ha subrayado que en “lo que hay que pensar”, como ha avisado Varela, “es en reforzar” los dispositivos “que ya funcionan”.

POR ENCIMA DE CATALUÑA

El fiscal superior ha reivindicado que Galicia presenta “una de las mejores tasas de España” en lo que se refiere a acuerdos en procesos de separación y divorcio, “incluso” por encima de Cataluña, “tradicionalmente” a la cabeza en este ámbito.

No obstante, ha advertido del momento “quizás de excesivo éxito”, pues la evolución de la demanda sigue al alza, en el caso de Compostela se espera llegar a las 300 solicitudes y es preciso “plantear” el refuerzo del servicio para poder atender todas las derivaciones.

El programa de mediación intrajudicial comenzó en 2009 en la capital gallega y se llevó en 2010 a Ourense. La inversión de la Administración autonómica, que trabaja en colaboración con los colegios oficiales de psicólogos y abogados, alcanza los 80.000 euros, tal y como ha apuntado Beatriz Mato.

SIN GANADORES NI PERDEDORES

En este sentido, Carlos Varela ha valorado la iniciativa, pues supone “superar” la apertura de un proceso adversarial, “donde hay un ganador y un perdedor”. “En este caso, ambas partes, en interés de los hijos, consiguen los mejores acuerdos para que su desencuentro no tenga repercusiones afectando a los menores de la unidad familiar”, ha aseverado.

Por último, Alfonso Rueda ha constatado que “si cada vez hay más demanda es porque se trata de una solución más beneficiosa que someterse a un proceso judicial”. “Se disminuyen los costes emocionales en un proceso de ruptura, se logra que no se alargue muchísimo tiempo y va en beneficio de los hijos que muchas veces están en medio”, ha explicado.

En este sentido, ha mostrado la voluntad de la Xunta de “seguir apostando” por esta vía “para que se extienda a otras ciudades”. “Porque el balance es francamente positivo”, ha concluido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar