Los españoles, entre los mayores consumidores de cánnabis de Europa

 

Las tasas más elevadas de prevalencia anual del consumo de cannabis entre los adultos de la Unión Europea se registran en Italia (14,3%), la República Checa (11,1%) y España (10,6%), según el último informe anual de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

La JIFE, en su último informe anual, indica que el cannabis es la droga de consumo más frecuente en los Estados miembros de la Unión Europea. “La prevalencia anual”, señala, “del abuso de cannabis en la población de 15 a 64 años se calcula en un 6,7% (la tasa varía del 0,4% al 14,3% en los diversos países)”.

La prevalencia mensual media del abuso de cannabis en la UE es del 3,6% entre los adultos y, en 14 países que comunicaron datos, la quinta parte de quienes habían consumido cannabis durante el mes anterior lo había hecho por lo menos en 20 de los 30 días correspondientes.

Los mayores consumidores son adolescentes

El consumo de cannabis en la Unión Europea se concentra en las personas de entre 15 y 24 años y son Rumania (0,4%), Malta (0,8%) y Suecia (1,2%) los países que presentan las tasas más bajas de prevalencia anual de consumo.

La cocaína es la segunda droga más consumida en Europa, según consta en el Informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes correspondiente a 2011, publicado esta semana. Las tasas más elevadas se registran en Italia, España y el Reino Unido, y las más bajas en Grecia y Rumania.

El documento explica que corresponde a Europa prácticamente la tercera parte del consumo mundial. “En los últimos años se ha estabilizado la cantidad de cocaína que se consume en este continente, que se duplicó prácticamente entre 1999 y 2009. Alrededor del 90% del abuso de esa droga en el continente se concentra en Europa occidental y central, donde el 1,2% de los adultos de 15 a 64 años la había consumido durante el año anterior”, apunta el informe.

Tráfico frecuente por los Balcanes

Añade que, “aunque los informes recibidos en los últimos años indican que han disminuido las incautaciones de cocaína en España y Portugal, el contrabando de dicha sustancia a través de Europa sudoriental y oriental, en particular por la ruta de los Balcanes, es cada vez más frecuente.

Han llegado grandes remesas ilícitas de cocaína a los puertos del Mar Adriático y el Mar Negro, desde donde se transportan por vía terrestre a la zona occidental de Europa. La liberalización del comercio en la región y la presencia de redes delictivas transnacionales establecidas han facilitado esa expansión?.

Descubren cómo el cannabis perjudica la memoria

Un equipo de científicos canadienses afirma haber descubierto cómo el consumo de cannabis perjudica la memoria a corto plazo.

El cannabis inunda el cerebro con una serie de sustancias químicas que imitan uno de sus sutiles sistemas de señalización, lo que lleva a alterar la memoria y el estado de ánimo.

Investigadores de la Universidad de Ottawa apuntan como las responsables a los astrocitos, un tipo de células gliales (las que en el cerebro sirven de soporte a las neuronas).

Publicado en la revista especializada Cell, el estudio indica que es posible bloquear la función de los astrocitos con medicamentos basados en cannabis.

Los científicos tratan de encontrar la forma de aprovechar el potencial de estos químicos en la industria farmacéutica de cara a que combatir males como la esclerosis múltiple y el dolor crónico.

Al tiempo, buscan la dosis adecuada con la que evitar el efecto psicotrópico.

El trabajo de los investigadores de la Universidad de Ottawa viene a arrojar luz sobre cómo el tetrahidrocannabinol (THC) influye en el cerebro.

Para científicos británicos, lo más importante es que el descubrimiento podría llevar a profundizar el conocimiento de los componentes químicos del cerebro.

La memoria importa

El estudio sugiere que, en lo que respecta a la memoria, el THC no actúa, como se podría pensar, sobre las neuronas, sino sobre los astrocitos, células gliales.

Para la investigación, criaron ratones cuyos astrocitos no eran sensibles al THC y descubrieron que su memoria espacial no se veía afectada por la sustancia.

El descubrimiento podrá ayudar a compañías farmacéuticas a reducir el riesgo de efectos secundarios no deseados en los medicamentos basados en THC.

Sin embargo, y posiblemente más importante, podría arrojar luz sobre cómo funcionan los componentes químicos del cerebro, el sistema endocanabinoide.

Xia Zhang, una de las investigadoras, señala que “casi en cualquier función psicológica en la que se pueda pensar hay endocanabinoides envueltos”.

Xia cree que entender cómo este sistema funciona podría abrir el camino a formas de hacerlo más efectivo.

“Podríamos hallar la manera de tratar los problemas de la memoria asociados al mal de Alzheimer”, afirmó.

Según la profesora Heather Ashton, de la Universidad de Newcastle, los problemas de memoria asociados al consumo de cannabis son un hecho comprobado. Entender el mecanismo que hay detrás es de lo más interesante.

“Cuando alguien toma cannabis, en algunos casos ves que no pueden recordar una frase justo en el momento de terminarla”.

Pero también Ashton está de acuerdo con que los beneficios prácticos de esta investigación podrían al final estar más en entender cómo funciona el sistema endocanabinoide del propio cuerpo.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar