Los pasajeros del Costa Allegra ya están en tierra

Los 627 pasajeros y 413 tripulantes del crucero Costa Allegra, de la compañía Costa Cruceros, que a causa de un incendio el pasado lunes se quedó sin electricidad y a la deriva y tuvo que ser remolcado durante tres días por el océano Indico, han desembarcado este jueves en la isla de Mahé, la mayor del archipiélago de las Seychelles, y están en buen estado. Este es el segundo incidente que en poco tiempo sufre la naviera italiana, solo un mes y medio después del naufragio del Costa Concordia (también propiedad de Costa Cruceros) frente a la isla italiana de Giglio, que dejó un balance de 25 muertos y 7 desaparecidos.

El crucero, que había sido remolcado por un pesquero francés, entró en el puerto de Mahé a las 06.00 hora española y necesitó más de dos horas para atracar en el muelle. Durante este tiempo se procedió a desembarcar las maletas para que los pasajeros pudiesen salir del barco sin problemas.

Según las imágenes que han transmitido en directo las televisiones, primero han descendido algunos miembros de la tripulación, que colaboraron en el muelle en las tareas de acogida de los pasajeros, y después empezaron a bajar los viajeros. Tanto los pasajeros como la tripulación han descendido por la pasarela con tranquilidad.

En el puerto se han organizado espacios de acogida para los viajeros de las diferentes nacionalidades –hay 15 españoles, de los que tres son catalanes–, quienes a su llegada han sido recibidos por representantes diplomáticos de sus países y autoridades del archipiélago de las Seychelles.

Duras condiciones

También se había instalado una pequeña tienda de la Cruz Roja por si era necesario atender a alguien, aunque ya se informó de que todos los viajeros están perfectamente después de haber pasado tres días en duras condiciones, a cerca de 30 grados. Estos días han dormido en las cubiertas al aire libre, debido al calor que había dentro del barco por la falta de aire acondicionado, se han lavado con agua mineral y han comido alimentos fríos que les suministraban desde un helicóptero.

Según un comunicado de la naviera Costa Cruceros, propietaria del barco, por el momento 376 de los 627 turistas que viajan en la embarcación han aceptado la oferta de continuar sus vacaciones una o dos semanas en el archipiélago del Índico con todos los gastos pagados por la compañía, así como el vuelo de regreso a casa. Los oros 251 pasajeros del barco han decidido, por el contrario, volver a casa con vuelos dispuestos por Costa Cruceros. En el aeropuerto de la isla ya están preparados tres vuelos chárter para repatriar a aquellos que han decidido regresar a sus casas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar