La hija del conductor muerto en Verín sigue detenida

La hija y el yerno del chófer de la empresa de Autocares Guerra de Verín (Ourense) que fue hallado muerto en septiembre del año pasado permanecen detenidos en los calabozos de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial.

Según ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, agentes de la Guardia Civil detuvieron en la tarde del lunes a estas dos personas como presuntas autoras del homicidio de Bernardino Pousa, de 59 años de edad.

Al respecto, el subdelegado ha apelado a la prudencia, ya que ha sido decretado el secreto de sumario en torno a esta investigación, y ha pedido que se deje trabajar a las fuerzas de seguridad, a las que ha felicitado por el trabajo hecho hasta ahora.

El Instituto Armado continúa con las labores para esclarecer los hechos sucedidos en septiembre del año pasado, “que parecían bastantes oscuros en un primer momento”, ha precisado el subdelegado al respecto, para añadir que “siguen los trámites”.

La investigación continúa su curso y “sigue abierta”, por lo que el subdelegado ha expresado su deseo de que “no se entorpezcan” las pesquisas. “Confiamos en el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad”, ha sentenciado.

HECHOS
El hallazgo del cadáver se produjo el 12 de septiembre del año pasado, sobre la 1.35 horas, en la empresa de Autocares Guerra en Verín, en la que trabajaba la víctima, que era conductor.

El hombre fallecido había presentado año y medio antes una denuncia por una agresión que supuestamente sufrió en el mismo lugar en el que fue localizado sin vida. En aquel momento había denunciado que alguien había introducido en el autobús que conducía un paquete con droga.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar