La Tesorería devuelve los muebles al colegio embargado ayer en Madrid

 

La Dirección General de la Tesorería de la Seguridad Social ha admitido una orden para paralizar el embargo del colegio Santa Illa en el distrito de Chamartín (Madrid) y depositar sus bienes antes de las 14.00 horas.

Uno de los funcionarios ha acudido a las 10 horas de hoy al centro para averiguar en qué situación se encontraba el colegio ante los «rumores» de que el embargo podría haberse paralizado, y tras 20 minutos en el interior del centro, el funcionario, Andrés Ruiz, ha salido y ha aclarado que existe una orden por la que se paralizada el embargo y se devuelven todos los bienes que se sustrajeron ayer y que habían sido llevado a un depósito en Coslada.

Este funcionario indica desconocer los motivos de la paralización del embargo, pero que podrían tener que ver con «la alarma social» que ha generado al coincidir a «mitad de curso».

Ha sido cuestionada la manera en la que se procedió a sacar los muebles del centro con los alumnos dentro, viendo cómo se llevaban sus pizarras y sus pupitres y el funcionario justifica que se ejecutó porque vencía el plazo para la retirada de los bienes después de haber obtenido la autorización judicial de entrada forzosa. Ha añadido que se les ha llegado a impedir la entrada en otra ocasión y que «esto lleva una trayectoria muy larga. Este señor estaba enterado y tenía que haber puesto en conocimiento de todo lo que pasaba tanto a los trabajadores como a los padres», ha sostenido Ruiz.

El propietario del centro asegura que ha recibido en los últimos 10 años «centenares de notificaciones» en las que se explicaba que se podía proceder al embargo y este no había respondido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar