Movilizaciones contra las medidas para paliar la crisis

Varios miles de personas se manifestaron en las siete mayores ciudades gallegas –A Coruña, Ferrol, Santiago, Pontevedra, Vigo, Ourense y Lugo– en contra de las medidas de recorte en la función pública aprobadas por la Xunta, convocadas por CIG, CC.OO., UGT y CSI-CSIF. Al llamamiento se unieron también la CGT, USO, Satse y SAE, entre otras organizaciones de trabajadores.

Entre las medidas del Gobierno gallego –que fueron rechazadas por los sindicatos en la comisión de personal–, han generado especial rechazo la rebaja de las retribuciones que percibirán los empleados públicos de baja –no se abonará en 100% del complemento salvo en casos como enfermedad profesional, accidente laboral o maternidad– y la posibilidad de rebajar hasta en un tercio la jornada del personal interino y temporal, una medida voluntaria para funcionarios y personal laboral fijo.

Los sindicatos han aprovechado la jornada de protestas de este jueves para llamar también a concentrarse el próximo martes, 28 de febrero, ante el Parlamento de Galicia, desde las 10.00 horas, para cuando está previsto que sea aprobado en pleno el anteproyecto de medidas en el empleo público.

En A Coruña, junto con Vigo, la ciudad en la que se congregaron más manifestantes, los sindicatos han reunido a más de 5.000 personas –en torno a 7.000 según los convocantes–, que recorrieron desde la Plaza de Ourense hasta la de Pontevedra flanqueadas por pancartas en las que podía leerse «En defensa de los servicios públicos. No a los recortes de nuestros derechos».

En medio de consignas de rechazo a los ajustes que afectarán a los empleados públicos, como «la Xunta de Galicia, recorta y privatiza» o «menos asesores y más trabajadores», pudieron escucharse otras en contra de la reforma laboral del Gobierno central. Así, hubo proclamas que llamaban a la huelga general y alusiones como «terrorismo, patronal».

Las coordinadora del área pública de la CIG, Carmen López Santamariña, ha atribuido la aprobación de las medidas de recorte a los empleados públicos «sin negociar» con los sindicatos a «un abuso de la mayoría absoluta» que ostenta el PP. Por ello, ha insistido en reclamar su retirada porque ha alertado de que no sólo va en contra de los derechos de los trabajadores, sino que supondrá «eliminar más servicios públicos».

VIGO

En Vigo se reunieron más de 5.500 personas en una manifestación que salió de Colón y recorrió la calle Concepción Arenal, hasta llegar al edificio de la Xunta. En la pancarta que encabezaba la protesta pedía defender los servicios públicos.

Al terminar la marcha, uno de los integrantes del grupo Milladoiro, Antón Seoane, fue el encargado de leer el manifiesto. Entre las consignas coreadas durante la manifestación, los asistentes gritaron: «Feijóo, escoita, estamos en loita –Feijóo, escucha, estamos en lucha–» o «O público é servizo, o privado, beneficio –lo público es servicio, lo privado, beneficio–«.

FERROL

En Ferrol, cerca de 3.000 personas secundaron la protesta convocada unitariamente por los sindicatos en defensa de los servicios públicos. La masiva movilización se inició pasadas las siete de la tarde en el edificio de la plaza de España de Ferrol y recorrió el barrio de la Magdalena.

Ante el Ayuntamiento, en el que se celebraba a esas horas el pleno

municipal, los trabajadores corearon cánticos como «el próximo parado

que sea un diputado», «Feijóo, cretino, trabaja de interino»,

«alcalde, recórtate el pantalón» o «no falta dinero, sobran ladrones».

La manifestación, en la que se escucharon llamamientos a la huelga

general, transcurrió sin incidentes y concluyó una hora más tarde ante el edificio de la Xunta de Galicia.

SANTIAGO

En la capital gallega, se manifestaron en torno a un millar de personas, que partieron de la Praza do Toural y recorrieron las calles compostelanas hasta llegar a la Praza de Cervantes, tras una pancarta con lemas en defensa de los servicios públicos. Entre los asistentes, el diputado del PSdeG Luis Toxo y la portavoz parlamentaria del BNG, Ana Pontón.

En nombre de UGT, José Vázquez, ha criticado que el proyecto de ley de medidas en el empleo público fue «impuesto y no negociado». «No se puede recortar el servicio público de la manera que lo recortan y hay una directiva europea que lo impide, pero van contra viento y marea, con lo cual no nos queda más que protestar», ha dicho.

El secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, ha considerado que «los recortes están pensados única y exclusivamente para destruir empleo y deteriorar los servicios públicos», con el fin de «privatizarlos». Así, ha reprochado que se echen «sobre la espalda» de los empleados las consecuencias de la crisis, en lugar de «reforzar los servicios públicos, que son los que cohesionan y facilitan la igualdad».

PONTEVEDRA

Por su parte, más de un millar de personas han participado en Pontevedra en la manifestación contra los recortes en la Administración, con una marcha encabezada por una pancarta con el lema también de «En defensa de nuestros servicios públicos. No al recorte de nuestros derechos», que portaban representantes de CIG, CC.OO., CSI-CSIF, UGT y CGT.

Entre los asistentes, el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, que ha participado en una movilización, en la que también se podían leer mensajes en defensa de los salarios, en contra del recorte de los derechos laborales y de los recortes en la educación.

La Junta de Personal del área sanitaria de Pontevedra portaba una pancarta de rechazo a la precariedad laboral y asistencial y en defensa de lo público. La manifestación ha partido de la Praza da Peregrina y ha discurrido por las principales calles del centro de Pontevedra.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar