¿Conoce la cobertura de su seguro?

El 34 por ciento de los españoles desconoce la cobertura de su seguro, según se desprende del estudio ‘Percepción social del seguro en España’ elaborado por ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones) y la Fundación Mapfre.

   El análisis ha sido presentado este jueves en Vigo, en un acto organizado por el Instituto Atlántico del Seguro (Inade), y en él se constata que el 72,8 por ciento de los españoles cree que el seguro da tranquilidad ante un imprevisto y este beneficio es incluso superior a la cobertura económica que ofrece una póliza.

También indica que un 17,4 por ciento de los españoles estaría dispuesto a contratar alguna póliza adicional para aumentar su nivel de protección. Este porcentaje se elevaría al 20,4 por ciento en el caso de los españoles con un perfil de previsión alto –el 65% de la población–. En el extremo opuesto, uno de cada 10 ciudadanos está dispuesto a asumir los imprevistos cuando lleguen.

El estudio destaca que la mayoría de las preocupaciones de los españoles están relacionadas con la posibilidad de perder su empleo (68%) seguido por posibles enfermedades o problemas de salud (53%). Otras cuestiones relevantes son la inseguridad económica (17,1%) o el futuro de los hijos (6,7%).

ASPECTOS A MEJORAR

Entre los aspectos que los encuestados creen que el sector debe mejorar destaca la transparencia en la información, ya que un 54,3 afirma que resulta complejo entender los contratos por los tecnicismos que se utilizan y, de hecho, un 34 por ciento reconoce que no lee las coberturas, frente a un 38 por ciento que mantiene lo contrario.

Más de la mitad de los encuestados cree que se debería tener más en cuenta la antigüedad de los clientes para mejorar su relación con ellos y, además, demandan mayor comunicación más allá del momento de la contratación.

FACTORES

Uno de los factores que influye en la población a la hora de valorar la necesidad de estar prevenida es la edad. De hecho, entre los más jóvenes sólo dos de cada 10 se consideran previsores, mientras que entre las personas de 55 y 65 años se alcanza el 73,4 por ciento.

Otra de las cuestiones que afecta es la situación económica, pues los hogares en los que ésta es menos holgada se detecta un comportamiento mucho más previsor (43,3 por ciento) que en los que hay mayor poder adquisitivo (36,2).

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar