El BNG exige a los escindidos que abandonen sus cargos públicos

El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, ha asegurado que a él, al menos «personalmente», no le cabe «ninguna duda» de que un político que abandona su militancia en una formación –como los dirigentes del Encontro Irmandiño (EI) que han decidido separarse del Bloque– deberían abandonar los cargos públicos a los que accedieron bajo el amparo de sus siglas «por coherencia política».

Lo ha manifestado un día después de que la formación liderada por el histórico Xosé Manuel Beiras decidiese dejar el Bloque y tras la reunión de su Executiva, en una rueda de prensa en la que, no obstante, ha remarcado que dichas «cuestiones» –el futuro de los cargos del EI– se abordarán «en el futuro inmediato» en función de «circunstancias concretas».
Aunque «respeta» la decisión de los militantes de EI, Vázquez se ha mostrado reacio a pronunciarse sobre personas que «ya no están en el Bloque» como el alcalde de Teo, Martiño Noriega, al tiempo que ha asegurado que ve al frente «igual de fortalecido» que este domingo. Tambien ha asegurado que continúa siendo «un proyecto común» en el que se quedan «miles de personas».
Sobre la reunión que mantuvo en la mañana de este lunes con Beiras y en la que también participó el candidato del BNG a la Xunta, Francisco Jorquera, el portavoz nacionalista ha ofrecido pocos detalles y ha insistido en que lo «más lógico», en relación a los cargos del EI, le parece «la coherencia política».
«MI PREOCUPACIÓN ES EL BNG»
A la pregunta de si abordaron esta situación en el encuentro de este lunes, ha replicado que «al nivel» de concreción en el que se interesaban los informadores «no» y ha insistido en que él es «el portavoz nacional del Bloque», por lo que «su preocupación» no pasa por las «decisiones» que toman personas que ya no son afiliadas y «sus consecuencias».
«Yo soy el portavoz nacional del BNG y atenderé las necesidades de mi organización, no sé si me explico con claridad. Estoy diciendo que mi preocupación es el BNG y les pido que no insistan porque no voy a contestar más», ha remarcado Vázquez.
«DECISIÓN LIBRE»
Preguntado por las consecuencias que podría tener para el frente el hecho de que uno de los dirigentes que han decidido marcharse sea uno de los fundadores del BNG, ha replicado que en esta formación «se está o no voluntariamente» y ha reiterado que «respeta» lo que ha interpretado como «una decisión libre de afiliados».
En este punto, a la cuestión de si el BNG sigue siendo un proyecto común, ha contestado que «absolutamente sí» y ha agregado que el frente nacionalista tendrá como objetivo ser «alternativa política» al PP. Sobre un eventual adelanto electoral, ha replicado que decidir al respecto corresponde al presidente Alberto Núñez Feijóo.
Así, ha subrayado que él «no maneja nada» al respecto y ha argumentado que no tiende a «adelantarse mucho» en sus interpretaciones puesto que no se considera «un visionario». En cualquier caso, ha insistido en que la primera tarea del BNG es «ser alternativa al PP y oposición a sus políticas regresivas, antisociales y antigallegas».
«QUE ESTÉ QUIEN QUIERA ESTAR»
Dicho esto, ha añadido que «ni quita ni pone importancia» a la escisión del Encontro y ha agregado que ya no forma parte «de sus preocupaciones». «Es pasado, para bien o para mal», ha sentenciado y, sobre el ambiente «irrespirable» en el Bloque detectado por militantes de EI, ha replicado que «cada uno tiene su opinión».
A renglón seguido, ha bromeado asegurando que, en su caso, y pese a «tener un catarro mal curado», cree que «se respira bastante bien».
Por último, ha destacado que se siente «responsable de este país» y, preguntado por si teme la marcha de +Galiza, ha contestado que «no teme nada», pero que seguirá trabajando para que en el BNG «esté todo el mundo que quiera estar y pueda trabajar».
«Espero que la inmensa mayoría de la gente decida quedarse. A partir de ahí, los caminos son inescrutables», ha zanjado el dirigente nacionalista.
REPARTO DE RESPONSABILIDADES
En el encuentro de esta tarde, Vázquez ha transmitido a la Executiva Nacional la decisión del Encontro y ha explicado que los tres militantes de este partido que formaban parte de la misma –Beiras, Martiño y María Casar– serán relevados por otras tres personas de la misma lista.
Asimismo, en la rueda de prensa, se ha hecho eco de la nueva asignación de responsabilidades en el órgano ejecutivo del BNG –aprobada «por unanimidad»– y en la que el líder de +Galiza, Carlos Aymerich, se ocupará de Política Económica y empleo; Ana Luisa Bouza de Acción Feminista; y Xoán Bascuas de imagen y publicaciones.
Asimismo, Sandra González se ocupará de Relación Exteriores; mientras que Francisco Jorquera ostentará la responsabilidad de Acción Institucional en las Cortes; y la diputada Ana Pontón, Acción Institucional en el Parlamento gallego.
Por su parte, la también diputada y vicesecretaria en la Cámara gallega, Carme Adán, ostentará Comunicación; Rafa Vilar, Alternativas Programáticas; y el regidor de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, se ocupará de Acción Municipal. Por su parte, Francisco García y Monste Prado se mantienen al frente de Finanzas y Organización, respectivamente.
Vázquez ha informado, asimismo, de que el próximo sábado 25 de febrero se celebrará el Consello Nacional para su constitución formal.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar