Reforma laboral: nuevo contrato indefinido y reducción de indemnización por despido

 La reforma laboral aprobada este viernes por el Gobierno contempla la reducción para trabajadores fijos que sean despedidos  de la inmdenización 45 a 33 laborables, hasta un máximo de 24 mensualidades.

Para los trabajadores que ya tengan un contrato indefinido ordinario y sean despedidos de manera improcedente, la indemnización se calculará a 45 días por año hasta la entrada en vigor de la ley y desde esa fecha, a 33 días por año.

     El Gobierno ha explicado en esta reforma, aprobada en forma de Real Decreto-ley, las características para que las empresas puedan acogerse a despidos objetivos por causas económicas (20 días por año trabajado), aunque Báñez ha dejado claro que «habrá control judicial» de las mismas.

 

   Así, se entenderán por causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas. En todo caso -ha precisado Báñez- se entenderá que la disminución es persistente «si se produce durante tres trimestres consecutivos».

   Además, la reforma recuperará a partir del 1 de enero de 2013 el límite al encadenamiento de contratos temporales suprimido por el anterior Gobierno, y elimina la autorización laboral administrativa que se requería en los despidos colectivos. Báñez ha destacado que, dentro de la UE, esta autorización sólo estaba en vigor en España y Grecia, por lo que España es hoy «un poco más europea».

También se crea un nuevo contrato indefinido para empresas de menos de 50 trabajadores para potenciar la contratación, especialmente de los jóvenes. Según ha anunciado la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se concederá una deducción de 3.000 euros a los autónomos que contraten a su primer trabajador menor de 30 años en situación de desempleo.

Dicho trabajador cobrar el 25% de la prestación por desempleo y el empleador podrá deducirse en el plazo de un año el 50% del montante que al trabajador contratado le quede por percibir. Sáenz de Santamaría ha definido la reforma laboral como importante y de calado y ha asegurado que «marcará un antes y un después en la legislación laboral» española.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha ahondado en esta idea y ha definido esta reforma como «histórica». El objetivo de la reforma, según han dicho, es facilitar la contratación, potenciar la estabilidad laboral, evitar los despidos, reducir la dualidad entre trabajadores temporales y fijos, impulsar el autoempleo y la formación profesional a lo largo de toda la vida laboral, y atajar las causas de la economía sumergida.

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar