15 mil hectáreas de litoral, dispuestas para proyectos acuícolas

 

Los empresarios interesados en poner en marcha plantas acuícolas enla Comunidad podrán presentar «de inmediato» sus proyectos para las ubicaciones habilitadas porla Xunta en15.000 hectáreas del litoral gallego. Estas15.000 hectáreascomprenden las dos zonas de menor protección medioambiental de las cuatro diseñadas para la instalación de piscifactorías en el nuevo plan director de acuicultura.

Lo han explicado la conselleira del ramo, Rosa Quintana, y el presidente Alberto Núñez Feijóo tras el Consello dela Xuntaque ha dado luz verde a este plan. Quintana, que ha admitido que hay firmas que han mostrado su «interés» en poder acometer proyectos acuícolas, ha reiterado que para que sean autorizados deberán ajustarse a criterios de sostenibilidad ambiental e integración paisajística recogidos en una «rigurosa» guía.

Esta guía está ya a disposición de los empresarios, como lo está el visor cartográfico en el que podrán comprobar las ubicaciones posibles. Así, desde «mañana», habrá un total de15.000 hectáreashabilitadas, pero el plan contempla otras dos zonas de mayor protección medioambiental –que comprenden otras 13.143 hectáreas– para las que se podrán presentar proyectos desde el próximo mes de octubre.

Ajustándose a la directiva comunitaria, podrá haber piscifactorías en zonas de Red Natura aunquela Xuntaserá «exigente y rigurosa» a la hora de evaluar el cumplimiento de requisitos. En el conjunto de la costa, se ha estipulado una tramitación diferenciada y escalonada en función de la capacidad de acogida del territorio, «priorizando y facilitando» las propuestas en las zonas menos protegidas.

De hecho, el Consello dela Xuntaha dado luz verde también este jueves a una orden conjunta de los departamentos autonómicos de Medio Ambiente y de Mar, en la que se establece el régimen aplicable a las instalaciones de acuicultura en lo relativo a la evaluación del impacto ambiental y los estudios de integración paisajística.

Este documento plasma la obligatoriedad de someter la evaluación de impacto ambiental (EIA) las instalaciones de acuicultura intensiva con capacidad de producción superior a 500 toneladas anuales. Deberá, por lo tanto, incorporar un estudio de impacto e integración paisajística, integrándose el informe del órgano competente en materia de paisaje en la correspondiente declaración de impacto ambiental.

También se les exigirála EIAa aquellas instalaciones que puedan afectar directa o indirectamente a algún espacio perteneciente ala Red Natura, aunque no alcancen este volumen de producción, cuando así lo decida el órgano ambiental.

En los demás casos, es decir, a aquellas instalaciones que no alcancen las 500 toneladas de producción anual, se les requerirá el informe del órgano competente en materia de paisaje.

«RECUPERAR EL LIDERAZGO»

En su intervención ante los medios, Feijóo y Quintana han destacado que el objetivo último de esta planificación es dar «seguridad jurídica» al sector para intentar «recuperar el liderazgo» de Galicia en acuicultura tras el «parálisis» que achacan a la etapa de gestión del anterior Gobierno bipartito.

Frente a la «inseguridad» de la pasada legislatura, el presidente ha defendido que ahora se habilita un marco «coherente» con la normativa europea y capaz de compaginar la creación de empleo en la comunidad con la protección medioambiental. Así, ha destacado que el plan director se ajusta a las Directrices de Ordenación do Territorio (DOT) y el Plan de Ordenación do Litoral (POL).

«NO SE VETA NINGUNA ZONA»

Por su parte, Quintana ha reiterado que Galicia es la primera región europea en contar con una estrategia acuícola y, preguntada por si estará prohibida su instalación de piscifactorías en las Islas Cíes –a modo de ejemplo de una zona de especial protección–, ha esgrimido que, con la nueva planificación, «no se veta ninguna zona». «Hasta la línea de marea», ha precisado.

En cualquier caso, ha insistido en que el Gobierno gallego –que modifica la normativa para que las empresas del sector puedan comprar directamente a los propietarios los terrenos, quedando la vía expropiatoria para «casos extraordinarios»– será riguroso en la exigencia de que se cumplan los requisitos medioambientales y ha remarcado que, a través de su guía, se da «la primera herramienta» a los empresarios para que articulen sus anteproyectos.

Por último, la conselleira de Medio Rural e do Mar ha admitido que «hay interés» en el sector y, preguntada por si Pescanova está entre las firmas que se han mostrado interesadas, ha recordado que esta firma tiene terrenos adquiridos en Touriñán, pero ha matizado que se corresponde con la zona cuatro de protección medioambiental, en la que no podrán desarrollarse proyectos hasta octubre.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar