Feijóo llama a la «madurez» social ante la crisis y emplaza a los sindicatos a negociar

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este jueves que confía en la «madurez» de la sociedad española y ha manifestado su deseo de que los «conflictos» que se ven en Grecia o que se vieron en Portugal no se planteen en España con motivo de los ajustes previstos por el Ejecutivo central.

Después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expresase su temor a una huelga por la reforma laboral, Núñez Feijóo ha subrayado que la sociedad española está respondiendo «con una enorme madurez» al «sacrificio» que se le pide y que, a su entender, se le seguirá pidiendo en un momento en el que no hay más «opciones».

Feijóo tambien ha reiterado decisión de dejar sin efecto el plus de altos cargos debe ser temporal y ha agregado que el objetivo de su Ejecutivo es «pactar» la duración de dicha «temporalidad» con los responsables sindicales en el marco del diálogo social.

Ha subrayado que ese plus existe en España «desde hace lustros» y que los empleados públicos «lo siguen cobrando». Por ello, ha rechazado suprimirlo en Galicia mientras siga existiendo en el conjunto estatal para «no caer en discriminaciones».

«Lo importante es que, a partir de febrero, no habrá ningún alto cargo de la Xunta que perciba este plus que se percibe desde hace lustros y en casi la totalidad de comunidades autónomas», ha remarcado, para añadir que, a su entender, debería circunscribirse esta suspensión durante el período que dure la crisis económica.

«El indicador adecuado para ver cuándo podemos hablar de recuperación económica, lo podemos pactar si es posible en el diálogo social», ha insistido, antes de precisar que esta es sólo una medida del decálogo que se concretarán «a partir de mañana, pasado y el próximo lunes» para evitar hacer ajustes «en el gasto social».

No en vano, preguntado por posibles nuevas medidas, ha replicado que el Gobierno gallego aún no conoce el presupuesto económico definitivo ni cuál va a ser el «grado de recesión» que afectará a España. Por ello, ha agregado que lo que se hace con este paquete de medidas es «anticipar» una reducción de los costes ante la previsible caída de ingresos de la Comunidad.

En este punto, Núñez Feijóo ha asegurado que está «orgulloso» de los empleados públicos de la Comunidad y ha defendido que se prioriza pedir «esfuerzos» a quienes tienen «una nómina garantizada» en favor de los gallegos que carecen de empleo. Dicho esto y, «con independencia» de las negociaciones sindicales, ha dado por hecho que «la mayoría lo entiende».

En un país «con un gravísimo problema de paro», el máximo mandatario autonómico ha subrayado que las «decisiones» deben recaer «sobre los que tienen trabajo garantizado» y, en relación al plus de altos cargos, ha apuntado que «hay decisiones razonables en un momento de bonanza que dejan de serlo en momentos de recesión».

Sobre el ahorro que irá vinculado a dejar sin efecto el plus de altos cargos, Núñez Feijóo ha abogado por esperar a presentar el plan ante los sindicatos, pero ha avanzado que será «una cuantía importante».

«Y si somos capaces de no tocar las retribuciones a los más de 90.000 empleados públicos –que se mantienen congeladas– ya haremos un buen trabajo», ha defendido Feijóo.

Por último, preguntado por si esta suspensión temporal se aplicará a otras decisiones como la de incrementar las tasas de las guarderías, Feijóo ha replicado que lo que hizo su Ejecutivo es «actualizarlas» después de 10 años y en función de la renta.

«Legalmente la comunidad podría actualizarlas conforme al IPC y ya le digo que no lo vamos a hacer porque estamos siendo conscientes de la crisis», ha zanjado Feijóo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar