La crisis le pone buena cara a Pescanova, con un beneficio del 34,4%

Pescanova obtuvo un beneficio neto consolidado de 48,8 millones de euros en el ejercicio 2011, lo que representa un incremento del 34,4% respecto a las ganancias de 36,3 millones del año anterior, según datos preliminares y sin auditar remitidos por el grupo alimentario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La facturación de la compañía creció un 6,3%, hasta 1.664 millones de euros, en tanto que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 183 millones, un 11,9% más.

El 48% de las ventas de la empresa procede de España, que registró un crecimiento anual del 3%, en tanto que los mercados exteriores, que aportan el 52% del negocio, experimentaron un incremento de las ventas del 9,5%.

«Pescanova ha logrado salir airosa a pesar del débil contexto económico en España y Europa», destaca en su presentación el grupo que preside Manuel Fernández de Sousa-Faro.

La compañía obtuvo «buenos resultados» en todos sus proyectos de acuicultura (salmón, vannamei y rodaballo), que tienen una contribución cada vez más importante a los resultados del grupo y de los que recoge beneficios de inversiones anteriores.

La acuicultura aportó 465,8 millones de euros a la facturación de Pescanova en 2011 (+14,4%), en tanto que el negocio tradicional supone 1.198 millones (+3,4%).

AUMENTA SU DEUDA EN 171 MILLONES

Pescanova explicó que el «éxito» del plan de negocios actual y las inversiones realizadas en el año para poder crecer han propiciado un aumento de la deuda neta desde 663 millones a 834 millones de euros al final del ejercicio.

El patrimonio de la empresa después de dividendos subió en 40 millones de euros, para alcanzar 637 millones en 2011, «mejorando la capacidad del grupo para financiar su inmovilizado».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar