Vigo, clave en la política industrial

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado este viernes que Vigo es «clave» en las políticas de «incentivación» al sector industrial y de ayuda que desarrolla el Gobierno gallego, al tiempo que ha asegurado que, independientemente de la crisis económica, se seguirá con las «infraestructuras fundamentales» para la ciudad y su área de influencia.
Así lo ha afirmado en declaraciones a los medios previas a su participación en una comida-coloquio organizada por el Círculo de Empresarios de Galicia-Club Financiero Vigo, en las que ha explicado que, en lo que va de legislatura, la Xunta ha atendido a 8.000 pymes de la comarca a la hora de «facilitar créditos, avales y ayudas».
En ese sentido, ha asegurado que para el Gobierno gallego son «claves» los sectores del automóvil y el naval, ámbitos por el que ha manifestado su «apuesta», la cual también ha extendido a otros como el «textil y la piedra».

De igual modo, ha mantenido su «compromiso» en materia de infraestructuras, aludiendo a la «finalización del hospital público», la «cofinanciación de la depuradora», la Plataforma Logística de Salvaterra-As Neves (Plisan) o proyectos como el Área Metropolitana. También incluyó la Cidade da Xustiza, sobre la cual aseguró que «está pendiente tener un solar adecuado» y que, cuando esté el terreno, se iniciará el proyecto constructivo.
CRISIS
Feijóo ha asegurado que la situación actual es de una «tormenta económica potente que afecta a la economía de las familias, al empleo y a las empresas» si bien ha destacado que en Galicia «hay menos paro, menos déficit público y más exportaciones que en resto de comunidades».
Además de estas cuestiones, las cuales, a su juicio, colocan a la autonomía en una «posición de más ventaja que el resto»; ha aludido a los «resultados» que están dando las políticas iniciadas de austeridad, disciplina presupuestaria y control del déficit público.
Por ello, ha estimado que «el futuro pasa por proseguir con estas políticas» de control del déficit y disciplina presupuestaria y, a partir de ahí, «seguir con las políticas de incentivación al sector industrial».
Finalmente, se ha mostrado convencido de que se va a «salir» de la actual situación de crisis, si bien ha reconocido que 2012 será un año «difícil».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar