El Gobierno admite la propuesta de Feijóo y aplaza la deuda de las comunidades

 El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas y vicepresidente del PP-A, Cristóbal Montoro, ha asegurado este viernes que el Gobierno va a «favorecer» la liquidez de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales, para lo que se aplazarán a 10 años las devoluciones que tienen que hacer al Estado de los anticipos a cuenta. Con este anuncio se satisface la demanda del  presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como uno de los promotores de la reclamación de la ampliación del plazo de devolución de la deuda.

Además, esta decisión se adopta después de que a principios de diciembre, el vicesecretario general de Política Autonómica del PP, Javier Arenas, asegurase que el Gobierno de Mariano Rajoy no «abordaría» la cuestión hasta que no se conociese el «estado real» de las cuentas públicas, lo cual rectificaba unas declaraciones previas del coordinador de Política Autonómica y Local del partido, Juan Manuel Moreno, quien había dicho poco antes que sí se ampliaría el plazo a diez años.

 De este modo, el titular de Economía, que ha asistido en Málaga a la inauguración de la Convención Autonómica del PP-A, ha dicho que se trata de «promover la financiación que necesitan para la provisión de servicios públicos básicos». Sobre el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará la próxima semana, ha indicado que «todas las comunidades se presentarán unidas en el compromiso del equilibrio presupuestario para reducir lo más rápidamente posible el déficit público, asegurando los servicios públicos básicos, la educación, la correcta financiación de la sanidad y la gran mayoría de las prestaciones sociales».

En nombre del Gobierno, ha abogado por el compromiso de todos «por volver a la senda del equilibrio presupuestario», que «es una garantía para nuestros socios europeos, para los inversores internacionales en España y una puerta para abrir cuanto antes el crecimiento económico y el empleo, que con urgencia necesita España y especialmente Andalucía». Al final de la legislatura del Gobierno central, según ha asegurado Montoro, «habrá vuelto el crecimiento y la creación de empleo y cada uno de nosotros pagaremos menos impuestos y, además, las cuentas públicas estarán equilibradas y volverán a ser transparentes». «VOLVER A LA SOSTENIBILIDAD» El titular de Economía ha demandado a los españoles, los andaluces y los malagueños que «tengan confianza porque hay un Gobierno que está trabajando desde el primer día por introducir las reformas que necesita nuestra economía, para reformar las administraciones públicas y volver a la sostenibilidad». Además, ha dejado claro que «cuando tenemos que pedir esfuerzos se hace desde los principios de equidad y solidaridad, pidiendo un recargo impositivo temporal y excepcional a los que más renta tienen». «No como hicieron los socialistas –ha precisado–, actuando sobre los más débiles: los parados y los pensionistas». Montoro ha hecho referencia en su intervención a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que permitirá a España «recuperar el equilibrio presupuestario, la sostenibilidad de nuestros presupuestos públicos, de todas las administraciones de España». «Es la ley que devolverá la confianza a los españoles, la capacidad de que vuelva el crédito bancario a financiar a los emprendedores y a las pymes y la que compromete a todos los gobernantes con la disciplina», ha defendido. Finalmente, ha advertido de que el Gobierno de Rajoy se ha encontrado con «una herencia socialista de 5,2 millones de parados, casi la mitad de los jóvenes sin poder acceder a un trabajo, una imagen en Europa y en el mundo muy deteriorada, un cierre en el crédito bancario y el agujero negro del déficit oculto». «El PSOE no entiende lo que es la transparencia pública ni la responsabilidad del gobernante», ha denunciado, añadiendo que, al volver al Ejecutivo, «he abierto los cajones y he encontrado un agujero de 20.000 millones de euros».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar