Once muertos al estrellarse un globo aerostático en Nueva Zelanda

 
 Once personas han muerto este sábado en Nueva Zelanda después de que el globo aerostático en el que viajaban se estrellara tras incendiarse al chocar con una línea de alta tensión.

El incidente se ha producido en la localidad de Carterton, en la región de Wairarapa, donde los viajes en globo aeroestático son una de las mayores atracciones. Ninguna de las personas a bordo, el piloto y diez pasajeros, sobrevivió al siniestro.

Según cuentan los testigos, el aparato se desplazaba lentamente a unos 150 metros de altura cuando, de repente, a pesar de las buenas condiciones meteorológicas, se incendió con llamas de unos 10 metros. «Cayó como un cohete», ha apuntado David McKinlay, uno de los que observaban cómo quedó enganchado un cable de alta tensión en la cesta del globo que estaba en llamas.

Intentando salvarse, dos de las víctimas saltaron de la cesta antes de que el globo se precipitara contra el suelo, pero la aeronave se encontraba a demasiada altura para que los pasajeros lograran sobrevivir.

Las autoridades neozelandesas han abierto una investigación para esclarecer las causas de uno de los peores accidentes ocurridos en el mundo en este tipo de aeronaves, que utilizan para elevarse aire caliente generado por un quemador situado en la parte inferior del globo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar