Discurso íntegro de Pachi Vázquez

FORUM NUEVA ECONOMÍA

 

BORRADOR DISCURSO PACHI VÁZQUEZ,

 PODE ESTAR SUXEITO A MODIFICACIÓNS

 

Madrid, 28.9.2012

 

Bos días. Buenos días.

 

Gracias por  su asistencia.

 

Mi agradecimiento a los organizadores de este Fórum por la oportunidad que me brindan para exponer las ideas y propuestas que los socialistas gallegos estamos explicando y defendiendo para salir de la crisis.

 

Un agradecimiento especialmente cariñoso  a  Alfredo Pérez Rubalcaba, por su amable  presentación.

 

Señoras y señores:

 

Yo vengo a decirles aquí lo mismo que estoy diciendo en Galicia sobre la situación real de mi país y sobre las alternativas que planteamos  los socialistas para mejorarla.

 

Más que nunca, es necesario hablar claro y que cada uno exponga sus propuestas para que la ciudadanía decida qué camino quiere seguir: si continúa por la senda actual ou prefiere tomar otra senda nueva.

 

Si quiere seguir por la senda de estos últimos tres años y medio, en los que Galicia ha doblado prácticamente el crecimiento del paro del conjunto de España (70% frente al 42%).

 

En los que Núñez Feijóo, tras heredar una Galicia con un diferencial de crecimiento positivo en relación al conxunto de España del 0,8%, la deja en un 0,2% negativo.

 

En los que casi se triplicó la deuda pública de Galicia, incrementándose un 88%.

 

En los que el presidente Feijóo asumió el poder con tres entidades de crédito gallegas (Banco Pastor, Caixanova y Caixagalicia), y hoy no tenemos ninguna, porque Novagalicia Banco es el 93% del Banco de España.

 

En los que las familias gallegas son las que más pagan de España (tras las familias madrileñas) por los libros de texto de sus hijos.

 

En los que se suprimieron unha de cada cuatro becas a estudiantes uiversitarios y una de cada dos para formación en los centros de FP.

 

En los que el plan estrella para la reindustrialización de Galicia iba a ser un nuevo Plan Eólico que iba a crear 14.000 empleos e invertir 6.000 millones de euros.

Pero ni lo uno ni lo otro.

 

Feijóo anuló ilegalmente el Plan anterior, creando una gran inseguridad jurídica con las empresas adjudicatarias, teniendo que enfrentarse a las  indemnizaciones a que haya lugar, y, lo que es no menos importante, impidiendo que el anterior plan fuese operativo cuando todavía el goberno central no había surpimido las primas a la energía eólica.

 

Señoras y señores:

 

Esta que acabo de comentar es una senda, la de Feijóo:  La senda del paro, de la recesión, la pérdida de derechos y prestaciones públicas.

 

La que proponemos los socialistas sigue otro camino. Sigue el camino de la creación de empleo, del crecimiento y del mantenimiento de los servicos públicos básicos, esencialmente, la educación y la sanidad.

 

Esta encrucijada es lo que está en cuestión en estas elecciones autonómicas, que van a marcar el destino de las gallegas y los gallegos en los próximos  anos.

 

Pero no solo esto, porque la convocatoria electoral del 21 de octubre también tendrá gran incidencia en las decisiones que se vayan a tomar a partir de ese día para el conjunto de España.

 

El 21 de octubre nos jugamos el modelo de salida  de la crisis tanto para Galicia como para España.

 

De ahí la enorme transcendencia de este momento, que requiere una profunda reflexión, pero sobre todo requiere acierto, decisión y valentía.

 

Amigas y amigos:

 

Vivimos en Galicia, como en España y gran parte de Europa, en un momento de crisis profunda, una crisis de la que a ninguno se nos escapa su gravedad.

 

Una crisis que define el núcleo de las preocupaciones de los ciudadanos.

 

Sabemos que la situación es difícil y no hay recetas milagrosas, no es fácil acertar, pero al menos hay que intentarlo, corrigiendo riesgos.

 

No podemos seguir transmitiendo a nuestros  jóvenes, a nuestros empresarios, a  nuestros   parados que no hay remedio, aún antes de haberlo intentado siquiera.

 

Hay un consenso general de que  la austeridad como único elemento no nos va a sacar de esta crisis. Muy al contrario, proseguir por la senda de los recortes nos va a hundir más.

 

Cito al economista Nouriel Roubini que dice  que la combinación de austeridad y reformas estructurales resulta razonable a medio plazo, pero a corto plazo los recortes tienen un efecto negativo sobre la actividad económica.

 

Un ajuste como el que se está llevando a cabo agrava la recesión. Estoy de acuerdo con él.

 

Hacer frente a la crisis requiere un cambio de mentalidad. Un cambio que tiene que empezar por un diagnóstico coherente de la situación de Galicia.

 

Un diagnóstico a partir del cual se pueda construir un plan de medio y largo plazo que permita mejorar la situación.

 

Este plan pasa por una estrategia que consiga hacer compatible el crecimiento junto con un plan creíble de consolidación fiscal a medio plazo, en lugar de una política de recortes inmediatos e indiscriminados que conduce a un círculo vicioso de recortes, más paro, menos crecimiento, más recortes…

 

LA RECETA DE LA DERECHA

 

En Galicia no valen las recetas contra la crisis de la derecha.

 

El mito de la derecha gestora ya empezó a caer con Feijoo, que firmó un pacto con Galicia de 14 puntos y los incumplió.

 

El primero, el empleo, y después, todos los demás, la bajada de impuestos, las listas de espera en la sanidad, etcétera, etcétera.

 

Incluso, el argumento de que Galicia es ejemplar en el cumplimiento del déficit  también se  acaba de desmoronar.

 

Después de un tiempo jactándose del saneamiento de las cuentas de Galicia frente a las dificultades del resto de comunidades autónomas, el Ministerio de Hacienda acaba de anunciar que Galicia  acumuló en la primera mitad de este año más de 600 millones de euros de déficit.

 

Después de que el presidente dijese que “en Galicia hicimos de hormigas mientras ouros hicieron de cigarras”, pasamos a ser la sexta comunidad que acumula mayor déficit.

 

Aquí es donde se ven los manejos y la pésima gestión del gobierno de la Xunta, que para maquillar las cifras de déficit de 2011 cerró el  ejercicio presupuestario tres meses antes de final de año.

 

Galicia fue la Comunidad donde menos descendió en el primer semestre de 2012  su déficit de todas las CCAA (excepto Navarra donde aumentó) en relación a igual período del año anterior.

 

En calquier caso, y aunque Galicia tuviese un mejor cumplimiento del déficit, el mero manejo del presupuesto de la Xunta no es ningún éxito del que se pueda vanagloriar, y menos con una  economía débil, azotada por el paro y con el  financiamiento empresarial estrangulado.

 

Lo que se pide a un presidente de la Xunta no es que se limite a quedarse mirando el debe y el haber como si fuese un contable. Ni tampoco que pase toda la legislatura echándole la culpa de todo a los demás, incluso a la oposición.

 

Galicia demanda gobernantes de mayor altura, con mayor ambición para el futuro.

 

Señoras y Señores:

 

¿Cuál es la línea argumental de Feijóo y Rajoy ante la crisis?

 

1) Consolidación fiscal y ajuste presupuestario. Saldo: Más impuestos y menos servicios.

 

2) Recapitalización bancaria… pero no fluye el crédito.

 

3) Dura reforma laboral… pero sin aumento de la competitividad.

 

4) ¿Lucha contra el desempleo? Imposible sin crecimiento económico y sin intervención pública.

5) Modernización de las Administraciones Públicas:

 

¿Con diputaciones, como las de Ourense y Pontevedra, que son reductos del caciquismo y el enchufismo?  ¿O como la de Castellón?

 

¿Qué modernización: echar a la calle a los empleados públicos?

 

¿Cuál es la conclusión?:

 

  1. Con Feijóo y con Rajoy sólo vemos  impuestos más altos y salarios más bajos, con mucho desempleo.

 

¿Le extrañan a alguien las movilizaciones multitudinarias de protesta en estas     circunstancias?

 

  1. Sin crecimiento no hay trabajo. Sólo más pobreza, que es lo que estamos viendo.

 

  1. Para que vuelva el crédito hace falta dinero, evidentemente, pero también hace falta una actividad productiva sana y un nuevo modelo económico alternativo al ladrillo, que ni Galicia ni España tienen.

 

Ése es el verdadero problema de fondo.

 

NUESTRO MENSAJE

 

Los socialistas queremos cambiar la política del sufrimiento por una política del crecimiento.

 

Lo que queremos es crecer, poner Galicia a producir, para tener más trabajo y generar más ingresos para nuestros servicios públicos.

 

Esta es nuestra prioridad: generar más recursos para crear empleo.

 

En nuestro proyecto de cambio, el empleo es la prioridad y la primera responsabilidad de quien gobierna.

 

Acción pública, nueva fiscalidad y empleo, esos son los ejes de la nueva economía de valor añadido que proponemos.

 

Haré  una reforma fiscal que asegure que en Galicia, pague más quien más tiene, y devuelva más al país quien más recibe del país.

 

Miren:

 

Será actuación prioritaria del cambio en Galicia, poner en marcha un sistema fiscal dotado de una mayor progresividad, principalmente en  lo que afecta a los tramos autonómicos del IRPF y para un impuesto sobre el patrimonio,  con el  objeto de gravar con más justicia las  rentas o patrimonios más elevados.

 

Crearemos un nuevo impuesto sobre la banca, como el que ya existe en otras comunidades, con la prohibición legal de transferir el coste del impuesto a los clientes.

 

Pondremos en marcha la creación de nuevas figuras impositivas para gravar los costes medioambientales y para las grandes áreas comerciales, tal y como ya establecieron otras Comunidades Autónomas.

 

Con los recursos generados por esta nueva fiscalidad y  con un ahorro importante en gastos públicos innecesarios o prescindibles, estaremos en condiciones de generar hasta 300 millones de euros adicionales, que vamos dedicar exclusivamente a crear empleo y evitar que haya hospitales sin médicos y escuelas sin profesores.

 

EMPLEO

 

En Galicia hay 51.967 jóvenes menores de 30 años parados. De ellos, más de 28.000 son titulados universitarios.

 

No podemos permitir que la generación más preparada de la historia tenga que coger las maletas y emigrar como hicieron sus abuelos.

 

Si gobernamos, 25.000 jóvenes podrán  acceder, durante la legislatura, a una beca/contrato de formación de 500€ mensuales durante un año para incorporarse al sistema productivo.

 

Hay 134.400 personas paradas de larga duración. Muchos carecen también de prestaciones por desempleo: en la actualidad hay más de 83.000 familias gallegas sin ningún ingreso.

 

Estableceremos un programa mixto de empleo y formación para posibilitar la contratación de 15.000 parados/as de larga duración en la legislatura.

 

El salario medio de las mujeres gallegas es un 23% inferior al de los hombres. Las mujeres están sufriendo especialmente la incidencia de la crisis.

 

Para romper con esta discriminación los socialistas crearemos un programa con  actuaciones de información, orientación y formación para el empleo en ocupaciones en las que la contratación supere el 60% de hombres. En este programa participarán non menos de 10.000 mulleres.

 

Estos son los colectivos con mayores dificultades para su inserción laboral: Jóvenes, parados de larga duración y mujeres.

 

Es posible crear 50.000 empleos para estos colectivos con fondos públicos en la  legislatura, y yo me comprometo a hacerlo y cumplirlo.

 

CRECIMIENTO

 

En nuestro Proyecto proponemos el cambio de un modelo de crecimiento especulativo por un modelo productivo, que potencie nuestros sectores estratégicos: eólico, naval, lácteo, forestal, pesquero, acuícola, pizarrero, granito.

 

 

Apostamos por un nuevo modelo productivo, basado en la idea de «economía con valor añadido»: un modelo donde las bazas son la calidad, la innovación, la investigación y la educación.

 

No puede ser que si somos los mayores productores de leche de España, los ganaderos tengan que cerrar sus explotaciones porque tienen los precios más bajos de España.

 

No puede ser que si somos una de las mayores potencias de pesca del mundo, tengamos a nuestra flota cefalopodera amarrada en el puerto y los marineros en el paro, porque quedaron fuera en la negociación de la UE con Mauritania.

 

No puede ser que si tenemos una de las mayores riquezas forestales de España y Europa,  no hayamos conseguido crear un sistema industrial asociado a la producción de la madera.

 

No puede ser que si disponemos de una  industria naval a nivel mundial, tengamos que resignarnos a mantenerla parada por no resolver los problemas derivados del financiamiento en la construcción de barcos, el tax lease, o por impedir la construcción de un muelle flotante para reparaciones en Navantia.

 

Son cuatro ejemplos de sectores productivos estratégicos de Galicia con graves problemas y que requieren la máxima atención y apoyo.

 

Feijóo pasó una buena parte de esta legislatura viajando por España y por el mundo, pero apenas estuvo en los lugares en los que  realmente se dirimen gran parte de estes problemas.

 

Me refiero a Bruselas y a Estrasburgo, sedes de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo.

 

El sector naval, la pesca, el sector lácteo, el empleo juvenil y el financiamiento para el próximo período 2015-2020 dependen de decisiones europeas.

 

Así, el problema del tax lease podría resolverse en cuestión de días, si el gobierno de Rajoy presenta a la Comisión Europea una última propuesta.

 

El convenio de la UE con Mauritania podría contemplar a la flota cefalopodera si se ejerce la suficiente presión en Estrasburgo y Bruselas.
Hay un fondo europeo de 10.000 millones de euros para políticas de inserción laboral, que aguarda propuestas concretas de planes, que ya tienen otros países como Finlandia.
Se está procediendo a las reformas de la PCP y de la PAC, que son esenciales para el futuro de nuestros sectores de la pesca y de la agricultura.

 

El futuro de Galicia depende de la financiación europea para el período 2015-2020.

 

Si tengo la responsabilidad de gobernar a partir del 21 de octubre, éstos serán objetivos prioritarios en mi agenda exterior.

 

Amigas y amigos:

 

La palabra clave para superar la crisis se denomina financiación.

 

A cambio del rescate financiero, el Gobierno de Rajoy solo hace ajustes, que podríamos resumir así:

 

1.       Subida del tipo reducido del IVA del 8% al 10%.

2.       Subida del tipo general del IVA del 18% al 21%.

3.       Subida de los impuestos especiales-medioambientales

4.       Supresión de la deducción por vivienda.

5.       Supresión de la paga extra a funcionarios y menos días libres.

6.       Reducción de la prestación de desempleo desde el séptimo mes.

7.       Reforma de las pensiones.

8.       Se reduce un 30% el número de concejales.

9.       Recorte de 600 millones en el gasto de los ministerios.

10.     Recorte del 20% en subvenciones a partidos y sindicatos.

 

¿Qué se echa de menos? ¿Qué pensamos los socialistas gallegos?: Que faltan, por ejemplo, incentivos fiscales a las empresas; sobre todo de aquellas con capacidad exportadora.

 

Todo parece indicar que, tras estas medidas, España se asoma a una profunda recesión, que podría prolongarse hasta mediados del año que viene; es decir, el PIB caerá este año más de lo previsto y seguirá cayendo en 2013, en contra de las previsiones. El propio presidente Rajoy así lo reconoce.

 

Y en recesión no se crea empleo neto.

 

SISTEMA FINANCIERO

 

Todo esto en Galicia tiene complejidades añadidas.

 

 

Por un lado, la viabilidad de Novagalicia Banco se estrecha y enfila lo que el ministro Guindos llama «subasta abierta», y por otro, los miles de titulares de preferentes lo seguirán pasando mal.

 

Novagalicia Banco tiene cuesta arriba su viabilidad, salvo que demuestre que puede devolver casi 10.000 millones en un tiempo razonable, y en cuanto a los titulares de las preferentes también se imponen las cautelas.

 

Novagalicia Banco no puede perder su  carácter de entidad de crédito eminentemente gallega. Debe capitalizarse, garantizar los depósitos, conceder los créditos, y, desde luego, resolver pronto el problema del fraude de las participaciones Preferentes.

 

Desde Galicia, los socialistas planteamos tres grandes acuerdos sobre cuestiones esenciales a fin de buscar una salida justa de la crisis que no implique la merma de derechos laborales ni recortes en educación o sanidad.

 

Los tres acuerdos que proponemos son:

 

Uno de carácter social que evite el retroceso en derechos laborales

 

Otro institucional que impida los recortes en sanidad y educación

 

Y otro político para buscar una salida de la crisis justa, por ejemplo que no sea perdonando a los grandes defraudadores.

 

Nos oponemos al déficit cero porque supone un corsé presupuestario para la economía española del que no se puede esperar nada bueno.

 

Para los socialistas el sistema económico español necesita un margen de flexibilidad para crecer y crear empleo.

 

Estamos dispuestos a hablar pero no a recortar derechos ni a cuestionar el Estado de las Autonomías, en el que creemos.

 

Cuando sea Presidente de la Xunta espero que Rajoy se siente conmigo y pactemos ingresos y gastos, puesto que si se nos asfixia se nos obliga a recortar en políticas activas de empleo, sanidad y educación. Y no queremos.

 

¿Y saldrá Galicia de la crisis?

 

Sí, al ritmo de España, aunque algo mejor, a poco que nos esforcemos.

 

Tenemos recursos humanos, tenemos energía y tenemos recursos naturales en nuestros sectores básicos, que debemos industrializar.

 

Nos falta un Gobierno que nos oriente a todos. Y lo vamos a tener muy pronto.

 

¿Hay soluciones? Sí. Al menos tres:

 

1)                 Crecer con políticas públicas, lo que exige más ingresos en las arcas de la Xunta.

 

2)       Crecer confiando en el mercado, tanto interno como externo, asumiendo que es clave exportar más.

 

3)       Combinando ambas políticas.

 

Ésta es la mejor opción, priorizando los esfuerzos y fondos públicos para producir, competir y exportar.

 

BIENESTAR
Nuestro proyecto de cambio se compromete con la Galicia del bienestar y de la Igualdad.
La sanidad y la educación no crearon la crisis ni tienen culpa de ella. Por lo tanto, deben blindarse para que ningún ciudadano pueda quedar excluido de ellas.

 

En los primeros cien días de la Galicia del cambio, revocaré el injusto e inútil sistema de copago sanitario.
No puede ser que los pensionistas gallegos, que son los que menos ingresos perciben de España paguen lo mismo que los cobran más que ellos.

 

Llevaremos al Parlamento la ley que blinda el compromiso de que aporte los recursos suficientes para garantizar la sanidad pública.

 

IGUALDAD

 

En nuestro proyecto de cambio, la igualdad es otro reto prioritario. Apostamos por la creación de un «Sistema Gallego de igualdad».

 

Procederemos a la anulación de los conciertos con los centros educativos que se basen en la educación segregada por sexos.

 

Con este ahorro, garantizaremos la gratuidad de los libros de texto para las familias gallegas.

 

Como conclusión:

 

Estamos inmersos en la crisis más voraz que se recuerde. La solución más fácil no es seguir incrementando el sufrimiento. Hay que apostar por el crecimiento.
Y esto es lo que yo propongo para la salida de la crisis en Galicia.

 

Propongo un programa con un itinerario y medidas concretas a corto, medio y largo plazo, y la voluntad de llevarlas a cabo.

 

Los socialistas gallegos tenemos este programa y tenemos a voluntad de ponerlo en marcha si conseguimos la confianza de la ciudadanía para gobernar después del 21 de octubre.

 

Nuestro  programa se sostiene en cuatro pilares fundamentales:

 

  • Creación de empleo
  • Crecimiento
  • Blindaje de los Servicios Públicos básicos, la Sanidad y la Educación, esencialmente.
  • Generación de más recursos, con una  nueva fiscalidad más progresiva.

 

Esta es mi receta para el Cambio en Galicia.

 

Esta es nuestra propuesta para ganar la lucha contra la crisis y lograr el apoyo de los ciudadanos.

 

Un apoyo para una Galicia distinta: más formada, más innovadora, más competitiva, más eficiente.

 

Una Galicia más esperanzada.

 

Una Galicia más optimista.

 

Una Galicia para trabajar, para vivir, para sentir y para disfrutar.

 

Moitas gracias. Muchas gracias.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar