La compra de vivienda baja de 8,6 a 7 años de esfuerzo salarial

El esfuerzo de compra de un piso en Galicia pasó en tres años de representar 8,6 a 7 años de salario, según el informe del Observatorio Inmobiliario, editado por el Centro de Investigación Económica y Financiera (CIEF) de Novacaixagalicia.

Dicho documento advierte de que, «a pesar de la fuerte caída de la oferta inmobiliaria» en la Comunidad Autónoma, «la debilidad de la demanda no solo impide la reabsorción del stock existente, sino que se está incrementando».

«El descenso de precios está siendo superior al del poder adquisitivo, lo que ha hecho rebajar en año y medio el esfuerzo de compra de una vivienda», destaca. En 2008 eran necesarios 8,6 años de sueldo para comprar piso en Galicia, mientras que en 2011 son necesarios 7 años de salarios, según el estudio.

Pero, al respecto, también resalta que «aunque el número de viviendas terminadas se redujo en un 57% en los seis primeros meses de 2011», la oferta de vivienda nueva sigue siendo superior a la demanda.

En este periodo obtuvieron certificado final de obra, según el centro de investigación financiera de Novacaixagalicia, 4.811 viviendas, mientras que las ventas de vivienda nueva fueron de 3.183, lo que supone que se continúa incrementando el stock, «que ya se acerca a las 40.000 viviendas».

Durante 2011, el precio de la vivienda gallega se ha contraído ligeramente, según refleja el texto. Así, alude a datos de la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (Atasa) para indicar que el precio medio de la vivienda gallega era de 1.397 euros por metro cuadrado en el tercer trimestre, un 3% menos que en el mismo período del año anterior.

Esta caída de precios supone una «ligera desaceleración» respecto a los dos trimestres anteriores, en los que el coste de las residencias gallegas se redujo a tasas próximas al 4%. La caída media fue más acusada en la vivienda usada, de un 4,4%, y baja hasta los 1.228 euros por metro cuadrado; mientras que el importe de la nueva solo se contrajo un 1,4% y se fija en los 1.528 euros por metro cuadrado.

Este descenso es, según destaca Novacaixagalicia, «mucho menos significativo que en el conjunto del Estado, que registra una caída media interanual del 5,2% (5,8% en vivienda usada y 4,5% la nueva) y supone volver a los niveles del año 2005».

El descenso de los precios de la vivienda ha reducido a siete el número de años que un trabajador medio gallego necesita para adquirir su vivienda, cuatro meses menos que el año pasado. Pero el precio de la residencia gallega todavía está lejos del que tenía en el año 2000, antes del ‘boom’ inmobiliario, en el que una vivienda media representaba los ingresos de 5,2 años de trabajo.

Si se tiene en cuenta la bajada del 8% al 4% del IVA desde agosto, la compra de una vivienda supone a un trabajador gallego el sueldo de 6,7 años, aunque las condiciones de financiación «han empeorado» debido a la subida del Euríbor, apunta el informe.

«MÍNIMOS HISTÓRICOS» EN LA CONSTRUCCIÓN

El estudio del CIEF de Novacaixagalicia también destaca los «mínimos históricos» en los que se encuentra la promoción residencial en Galicia, «a pesar de la desaceleración de la tendencia fuertemente recesiva de los últimos años». En 2011 la iniciación de nuevas residencias, incide, «volvió a bajar».

En los primeros ocho meses recibieron el visado de dirección de obra 2.399 nuevas viviendas, lo que supone un descenso del 18% respecto al mismo período del año anterior. «No obstante, durante el primer semestre se rompió con la tendencia negativa de años anteriores y se registraron 2.132 viviendas, un 1,3% más».

«La distribución geográfica es desigual», señala el estudio, ya que mientras en Ourense y en Pontevedra aumentaron un 79% y un 31,6%, respectivamente, en A Coruña y en Lugo los visados cayeron en torno al 30%. Este dato positivo del primer semestre del año «parece indicar» que la caída de las promociones «ha tocado fondo».

El estudio también constata que se aprecia que las zonas urbanas «absorben una proporción creciente» de la oferta de vivienda, mientras que «pierden peso» las promociones de tipo turístico en municipios costeros. La mitad de los visados se concentran en las siete principales áreas urbanas de Galicia.

LAS VENTAS CAEN UN 50%

Hasta junio cambiaron de mano 6.916 viviendas en Galicia, algo más de la mitad que el año anterior, un descenso «muy acusado» debido, a juicio del centro de investigación, «a la desaparición de incentivos fiscales».

El descenso es «generalizado» en las cuatro provincias, con tasas de variación que oscilan entre el descenso de un 54% en A Coruña y el 42,5% de Lugo. El segmento de la vivienda nueva es el que sufre «en mayor medida» la crisis, con solo 3.183 ventas que representan un descenso del 61,1%. La caída de la residencia de segunda mano, «aunque importante, es de menor magnitud» y representa el 30,5%.

Además de la desaparición de los incentivos fiscales, el estudio indica como factores que inciden en la caída del mercado «el crecimiento de los tipos de interés, el racionamiento del crédito, el aumento del desempleo, las expectativas deflacionarias y la débil contracción del precio de la vivienda, a pesar de la reducción del IVA al 4% a partir de agosto».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar