Rajoy se muestra convencido en Vigo del deseo mayoritario del «cambio»

 

 

El candidato del PP a La Moncloa, Mariano Rajoy, se mostró convencido de que los españoles quieren un «cambio» porque no desean vivir en un país «al que le den órdenes» en Europa, ni en el que cinco millones de españoles «quieren trabajar y no pueden». «La gran mayoría de españoles quiere cambiar», ha proclamado exultante y se ha ofrecido a liderar este «cambio», puesto que se siente «preparado» para gobernar.

Ante más de 6.000 personas, que abarrotaron el Ifevi de Vigo y le interrumpieron con gritos de apoyo en numerosas ocasiones, y también con los gritos en contra de un total de siete «indignados»,  el jefe de filas del PP ha insistido en que son «muchísimos» los españoles que no quieren vivir «como hasta ahora» sino que buscan su sitio en un país «en el que se pueda confiar» y en el que haya «certidumbre». Por ello, ha advertido de que el «objetivo capital» es «crecer económicamente, crear empleo y mantener las políticas sociales».

 

«El día que haya empleo, que lo habrá en este país, ese día se pagarán más impuestos, habrá más cotizantes y las pensiones serán mejores», ha esgrimido Rajoy, cuyo discurso fue interrumpido hasta en tres ocasiones por reducidos grupos de personas que reivindicaban «democracia» frente a «dictadura» y que fueron expulsados del recinto entre gritos de «¡presidente, presidente!» en apoyo al orador.

Tras rechazar «lecciones» de quienes han conducido a España a la situación actual, el jefe de filas del PPdeG se ha reafirmado en la necesidad de «cambiar» las políticas ya que los ciudadanos «han sufrido mucho en los últimos años». Ahora, ha advertido, toca a las administraciones «apretarse el cinturón» porque España «no puede tener una deuda pública que supere los 700.000 millones».

Por ello, ha garantizado que, si gana los comicios, su equipo va a «mirar cada euro» como si fuese «lo último» que tuviese que hacer «en la vida» y «cuidará el dinero del contribuyente» porque «le cuesta mucho ganarlo». «El PP propone un cambio de actitudes y comportamientos en el Gobierno de España», ha garantizado, para asegurar que los emprendedores «tendrán alfombra roja» si gobierna.

 

«En forma y preparado» para gobernar y en un ambiente cálido, Rajoy ha reivindicado la necesidad de gobernar «con compromiso y responsabilidad, pensando las cosas», para remarcar también su voluntad de diálogo. Así, se ha ofrecido a «convocar a todos los españoles por encima de siglas» y a todos aquellos que deseen trabajar «lealmente» en beneficio de España.

«Habrá que ser perseverante y laborioso», ha sentenciado el líder popular, partidario de «recuperar valores que algunos se han tomado a chirigota» y ha garantizado que si derrota a Rubalcaba y logra los resultados suficientes para entrar en La Moncloa en el país habrá «un gobierno competente». «Ese será el único criterio para nombrar ministros», ha garantizado.

 

Por último, ha lanzado a sus adversarios políticos el mensaje de que «no caerá en provocaciones», unas «provocaciones», a su juicio, cada vez «mayores» conforme se aproxima la cita con las urnas. «No voy a caer en provocaciones porque eso no le conviene a España y no es lo que quieren los españoles. Porque ese nunca ha sido mi estilo. Y porque es verdad que somos diferentes», ha apostillado.

A renglón seguido y en el que –según sus propias palabras– constituye el mitin «más importante» de esta campaña electoral, Rajoy ha contrapuesto su actitud con la de sus rivales políticos. «Si ellos están de los nervios, yo estoy en forma, tranquilo, sereno y equilibrado. Lo único que me preocupa es el futuro de España y decir la verdad a los españoles», ha proclamado.

 FEIJÓO

 El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, subrayó en el mitin de Vigo que el PSOE no presenta a Zapatero por el 22% de paro mientras que presenta la un ministro que suma un 44% en total en su carrera, en alusión a Rubalcaba. En esta línea, el dirigente popular fijo hincapié en que España precisa de la recuperación que sólo el Partido Popular pode ofrecer a los ciudadanos mientras el PSOE ofrece a la única persona que tiene el triste récord de estar en los dos Consejos de Ministros de la historia de España que nos dejaron con un 22% de paro.

Feijóo apuntó que el cambio que precisa España no lo va a resolver todo de manera instantáneo pero es preciso comenzar ese camino rematando con el descontrol de las cuentas públicas, con el derrocho, con la improvisación, con la frivolidad y con las incoherencias.
Segundo el dirigente popular, son muchos los pasos que habrá que dar por último con la crisis e iniciar la recuperación y son muchas las medidas que habrá que tomar pero la primera gran medida económica que pode tomar España la van a decidir los ciudadanos: cambiar de Gobierno.

Como apuntó Feijóo, Galicia ya se anticipó al camino que debe seguir España en materia de austeridade, rigor, planificación, unidad, sanidad pública, educación pública, servicios públicos.
En este sentido, Feijóo afirmó que Galicia se anticipó en todo esto; pero también se anticipó creyendo en el sentido común y en que Mariano Rajoy es lo que precisa España.
Con respecto a esto, el dirigente popular destacó que precisamos de un Gobierno que no emplee los fondos públicos como si habían sido un saco sin fondo, hasta cargarnos con un déficit insoportable; que crea en los emprendedores; que sea capaz de devolver la confianza y la estabilidad la este país; que pueda dar una opinión en Europa porque hace las cosas bien; y no que simplemente quede relegado a las funciones de recadeiro por hacer las cosas mal; que no vaya a Europa a recibir órdenes; sino que sea parte de la Europa que hace propuestas; y que se haga entender en Bruselas y que no le suene la chino; porque el sector gandeiro, marítimo y naval llevan demasiado tiempo abandonados a su suerte.
Asimismo, es necesario un Gobierno que sea el compromiso continuo con Galicia y no la eterna promesa de fechas de finalización de AVE que jamás llegan porque no tienen comienzo y un Gobierno que tenga tres obsesiones: empleo, empleo y empleo.
Con respecto a esto, Feijóo afirmó que es posible que el PSOE se consuele viendo la Grecia, a Irlanda, la Portugal o la Italia pero los populares no se consuelan viendo esta situación.
Por otra parte, Feijóo hizo hincapié en que los populares no renuncian la ningún voto de ningún ciudadano, ni de los que se sienten de izquierdas, centro, derechas, ni de los que se sienten apolíticos, puesto que la vocación del PP es gobernare con todos y para todos por arriba de ideologías.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar