Novagalicia Banco tendrá una marca en Galicia y otra en el resto de España

Novagalicia Banco da a conocer su nueva estretegia:  una marca para el mercado gallego, Novagalicia Banco y otra para el resto de España,  con una presentación centrada en sus iniciales, NCG.

Así lo ha dado a conocer el presidente del banco, José María Castellano, en su primera rueda de prensa tras la constitución de la nueva entidad hace dos meses, acompañado por el consejero delegado, César González-Bueno, para explicar el cambio de su estructura y la renovación de su estrategia.

La nueva organización supondrá que la estrategia de negocio pivotará sobre dos bancos enfocados a mercados diferentes, con dos marcas y dos modelos de negocio: Novagalicia será la marca en Galicia -donde cuenta con 686 oficinas y el 42 % de la cuota de mercado- y también operará en el mercado internacional -18 oficinas en 12 países de Europa y América-, y NCB en el resto de España -406 oficinas en todas las autonomías y 2 % de cuota de mercado-.

El modelo que pondrá en marcha Novagalicia Banco será mixto, de manera que en la Comunidad gallega seguirá apoyándose en su red de oficinas, mientras que fuera de ella se centrará en la apertura de canales alternativos, eminentemente internet, además del teléfono.

«No hay rincón de Galicia en que no seamos parte integrante de la vida financiera y de todo tipo», ha sostenido González-Bueno, quien ha incidido en que no hay autonomía con una «cuota de ese calibre» y esa «potencia de tiro», ha dicho de Novagalicia en la Comunidad.

Por ello la estrategia será de «continuidad» para crear riqueza y crédito cuando «se normalice la situación», ha continuado, pues la realidad gallega no tiene «nada que ver» con la del resto de España.

Así, ha reiterado que se trata de un modelo de «síntesis» entre la banca basada en oficinas y en canales a distancia exclusivamente, para el que están en una «situación envidiable» en aras de desarrollar una «superación» de ambos que los «perfeccione».

En este recorrido, Novagalicia y NGB no van a converger en los próximos 10 años y seguirán siendo modelos totalmente distintos.

El cambio estratégico, ha explicado, también supondrá la creación de dos unidades de negocio, una de ellas para la gestión de activos singulares, especializada en dar salida a activos no estratégicos al negocio, y una especializada en banca mayorista.

De ahí otra estrategia con un organigrama diferente, más de 1.600 personas en los servicios centrales y de apoyo que hoy se comunica, que mañana verán los traspasos y pasado las nuevas funciones.

Castellano se ha mostrado «muy ilusionado» con este nuevo proyecto «capital» para Galicia y España, una labor que «para bien o para mal» ha tenido reflejo estos meses en los medios de comunicación, con un consejo de administración basado en la meritocracia, más profesionalizado, y un personal «preparado, cualificado, y esperemos que motivado», si no, habrá que hacerlo.

Sobre los futuros inversores en la entidad «de la misma calidad», que son gallegos, de origen gallego residentes en México e institucionales norteamericanos, ha indicado que están «avanzando» en los dos primeros casos, mientras que los americanos, con «intención de invertir» en el banco, permanecen a la espera de las próximas elecciones generales del 20N «a ver que sale de ellas».

La situación es que dichos inversores, los más importantes «cuantitativamente», están expectantes por saber si hay una «nueva política económica si hay un cambio de gobierno» en España, como también están «preocupados» por ver «qué pasa en Europa» y si se resuelve la «incógnita» de su situación financiera.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar