¿Es comestible?, ante la duda, mejor no comerla

NISCALOS – Lactarius deliciosus, comestible

La Consellería de Sanidade ha recordado la necesidad de mantener precauciones a la hora de recoger y consumir setas silvestres para evitar posibles intoxicaciones alimenticias.

   Así lo ha aconsejado la Dirección Xeral de Innovación e Xestión da Saúde Pública a través de un comunicado,  en el que ha explicado que aunque existen especies de setas comestibles muy apreciadas en la gastronomía, también hay otras que son tóxicas y pueden llegar a resultar mortales, por lo que ha insistido en la necesidad de «saber distinguir» estas especies antes de comerlas.

Con estos objetivos, el departamento autonómico en su página web –ww.sergas.es– ofrece a los ciudadanos información necesaria para saber prevenir las intoxicaciones.

Conforme ha detallado la Dirección Xeral de Innovación e Xestión, ante la duda a la hora de identificar una seta es mejor no recogerla. Por lo tanto, ha recomendado a las personas inexpertas recoger las setas acompañadas de un experto o consultar con alguno antes de consumirlas.

Además, también ha destacado la importancia de «no mezclar» las especies en el mismo cesto, y no recogerlos después de grandes lluvias o días de mucha agua, ya que esto puede modificar sus características y dificultar su identificación. También ha aconsejado no transportar estos alimentos en recipientes cerrados o bolsas plásticas para evitar su fermentación.

SINTOMAS

Según ha explicado la Xunta, las intoxicaciones por setas pueden presentar cuadros muy variados, aunque se pueden distinguir dos grupos generales. En el primero y de menor gravedad, la aparición de síntomas de carácter digestivo como náuseas, vómitos o alternación nerviosa, más o menos intensa y sensación de alteraciones visuales tres o cuatro horas después de ingerir el alimento.

Por otra parte, en el segundo de los grupos, los síntomas aparecen ocho o diez después de comer las setas, y son similares a los síntomas anteriores pero pueden llegar a dañar gravemente los riñones y el hígado, llegando incluso a causar la muerte.

Ante cualquiera de estas intoxicaciones, la persona afectada debe acudir al centro sanitario más próximo y comunicarle al profesional médico su sospecha, así como darle al especialista información sobre el tipo de seta ingerida.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar