La dolorosísima mirada al asesino

Adoración Zubeldia, esposa del concejal de UPN en Leiza José Javier Múgica, asesinado por ETA en 2001, se enfrentó visualmente con los asesinos de su marido, entre ellos “Txapote”. Después de declarar con lágrimas en los ojos durante minuto y medio, en el momento de abandonar la sala miró fijamente a los criminales.

La viuda declaró por segunda vez, pero esta vez, pero si la primera fuera tras un biombo esta lo hizo a cara descubierta, delante de los acusados, sin biombo de por medio, y mirando fijamente a los asesinos de su esposo. Este es el momento.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar