Su señoría se siente maltratado por un control policial

El diputado del BNG Bieito Lobeira ha instado este miércoles a la Cámara a que solicite la comparecencia de los dos policías nacionales que lo «retuvieron» en un control policial el pasado 8 de marzo, en el que, según sus palabras, recibió un trato «aberrante» por parte de los dos integrantes de este cuerpo de seguridad.

Bieito Lobeira, enojado

Lobeira compareció este miércoles en la Comisión do Estatuto do Deputado para dar curso a la petición de amparo formulada en marzo a la Presidencia del Parlamento, y en la que denunciaba haber recibido «trato vejatorio, humillante y despreciativo» por parte del responsable de un control antiterrorista organizado por la Policía Nacional y por «uno de los efectivos» de este cuerpo, cuyos números placa identificativa adjuntó en este documento.

Así, el parlamentario comentó, en declaraciones a los medios, que no pretende «poner a todos los policías por igual», pero aseguró que hay «extralimitaciones en el abuso de poder» que, ha remarcado, «no se pueden permitir en un estado democrático». Además, achacó que fue retenido por llevar «simbología nacionalista» en su coche.

En la petición de amparo, el parlamentario nacionalista afirma que «no se respetó su derecho a recibir atención en gallego», lo cual recoge el artículo 54.11 del Estatuto Básico del Empleado Público relativo a los principios de conducta que garantizarán la atención al ciudadano en la lengua que lo solicite siempre que sea oficial; sino que incluso se le «coaccionó por expresarse en gallego». «Además de realizar comentarios absolutamente fuera de lugar sobre mis principios ideológico-políticos», agrega.

«Los efectivos policiales llegaron a extremos de intimidación directa –una vez identificado, también como diputado del Parlamento–, con cacheo e inspección de su vehículo y de mis pertenencias, con la presencia de un agente armado con una ametralladora, y apuntándome con arma a escasos centímetros de mi cara, o con el anuncio de una denuncia negándome a notificar por qué motivo», relata en su petición de amparo.

Asimismo, ha indicado que las «amenazas fueron constantes». Así, ha indicado que le dijeron: «Tendrás noticias nuestras» y «Ya te enterarás cuando recibas la denuncia», por lo que consideró estas afirmaciones «intolerables». «No sólo por ser dirigidas a un diputado, sino a cualquier ciudadano que se encontrara en una situación similar», apostilla.

«HECHOS GRAVES»
«Los hechos expuestos son de extrema gravedad e inadmisibles en lo que debiera ser el comportamiento normal de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado», considera el diputado del Bloque, quien en base a ello pide el «amparo de la presidenta» y, por ello, el inicio de «gestiones tendentes a aclarar lo sucedido y la correspondiente depuración de responsabilidades».

En este sentido, ahora se inicia un proceso en el que el Parlamento tiene que decidir si llama a comparecer al subinspector de la Policía Nacional y a otro efectivo y espera que «se depuren las responsabilidades» que se deriven de los hechos denunciados.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar