A 235 kilómetros por hora

La Guardia Civil ha interceptado a un joven de 31 años, M.C.C., cuando circulaba a 235 kilómetrospor hora por la autopista AP-53, ala altura de la localidad pontevedresa de Lalín.

   Según ha explicado la Guardia Civil, el joven, vecino de Silleda, fue detectado circulando a esta velocidad por un radar móvil de la Guardia Civil y, posteriormente, fue parado por los agentes para instruirle diligencias e imputarle un delito contra la seguridad de tráfico.

   El delito del que se acusa al hombre podría acarrearle una condena de hasta cuatro años de retirada del permiso de conducir, han explicado los agentes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar