Abucheos a José Blanco en el San Froilán

Los aplausos de los próximos que acompañaron la entrada de Rubalcaba y Blanco en una de las tradicionales casetas del San Froilán,  en Lugo, se convirteron pronto en abucheos por parte de los clientes del establecimiento.

Blanco, Rubalcaba y dirigentes del PSOE, poco después del incidente

El ministro de Fomento, ahora implicado de forma sonora en la operación Campeón, y el candidato socialista, junto con el secretario general del PSdeG-PSOE, Manuel Vázquez, fueron recibidos por el alcalde de la ciudad, el socialista José López Orozco, que los acompañó entre la multitud y dirigió la comitiva hasta la entrada de la caseta del restaurante La Palloza, en la que comían a esa hora cientos de personas.

Durante el trayecto hasta la caseta, que duró un par de minutos, Blanco fue hablando con el alcalde, que lo cogió del brazo para pasar entre la mucha gente que buscaba mesa, y saludando a las personas que se acercaban para darle la mano.

Al entrar en la caseta, los políticos socialistas recibieron aplausos, pero entre los comensales también se escucharon pitos y abucheos, que fueron creciendo hasta ser coreados por decenas de personas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar