¿QUE DEBERÍA HABER HECHO EL BANCO DE ESPAÑA?

El Gobierno aprobó a principios de junio una ley que limitaba los sueldos de los banqueros y los pagos de las indemnizaciones a los directivos de las entidades. Hasta finales de septiembre el Banco de España  ha tenido tiempo para adaptar y hacer cumplir esa normativa, pero no lo ha hecho.

Las escandalosas retribuciones e indemnizaciones de los directivos de las entidades financieras siguen en el ojo del huracán y más cuando se ha desvelado que los primeros espadas de cajas de ahorros, que han necesitado ayudas públicas, cobraban cifras millonarias. Ahora, todos los partidos políticos, las instituciones y el conjunto de la sociedad mira hacia el Banco de España como supervisor del mercado financiero.

¿Qué podía haber hecho el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordoñez? Pues aplicar la ley que el Gobierno aprobó a principios de junio un aley que limitaba los sueldos de los banqueros y el pago de indemnizaciones a los directivos  que ponía límite a esas remuneraciones y despidos en aquellas entidades financieras en números rojos o que han recibido ayudas públicas. En concreto, el Gobierno dio el visto bueno al Real Decreto correspondiente el pasado 3 de junio.
El turno le tocaba al Banco de España. Este organismo debe adaptar esa normativa al mercado financiero y hacer cumplirla. Sin embargo, no ha puesto en marcha el proceso hasta el pasado 29 de septiembre, cuando ha mandado a consultas ese marco jurídico y, por lo tanto, queda todavía su desarrollo.

Por lo tanto, el supervisor ha tenido cuatro meses para sacar adelante la nueva circular que podría haber evitado el cobro de esas reumneraciones, que han levantado tantas ampollas. Este es el caso de la NCG y la CAM, entidades que han sido rescatadas.

Hay que recordar que en el caso de la caja gallega los blindajes de la cúpula se activaron a mediados de septiembre, cuando los primeros espadas salieron del máximo órgano gestor. No obstante, los administradores del supervisor no han aterrizado en la caja, pero en el momento que lo hagan, si se ha cometido un exceso penalizado, tomarán las medidas correspondientes.

La limitación de los salarios de banqueros procede de las recomendaciones de organismos  internacionales, que se trasladaron al seno de la Unión Europea, que finalmente, aprobó una directiva. España aprobó el texto bajo el ultimátum de Brusela, ya que las nuevas reglas deberían ser efectivas el primer dia del año en curso.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar