Malestar generalizado por las retribuciones

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este martes que la Xunta desconocía las retribuciones y las indemnizaciones de los altos directivos de Caixanova y Novacaixagalicia, al tiempo que ha esperado y deseado que la portavoz socialista en el Ayuntamiento de A Coruña, Mar Barcón, quien ha dimitido como consejera de NCG, aclare «el porqué y si conocía los detalles de esas indemnizaciones».  

   Así lo ha afirmado en declaraciones a los medios en Vigo, donde, preguntado sobre su reacción al conocer las indemnizaciones a exdirectivos de la caja gallega, ha afirmado que su opinión es «igual a la de los demás ciudadanos», por lo que, a su juicio, «no hace falta ser más explícito y clarificador».

   Feijóo, que ha visitado la feria Conxemar, ha precisado que la Xunta «no conocía, ni informaba ni mucho menos autorizaba ni las retribuciones ni las indemnizaciones» de los altos directivos de la caja, por lo que ha añadido que serán «el consejo de administración y el supervisor» los que «tienen constancia de esas decisiones». «Espero y deseo que se tome la decisión procedente y consecuente con la situación de crisis que estamos viviendo», ha añadido.

   También ha asegurado que «de lo único de lo que es culpable la Xunta es de intentar trabajar y seguir trabajando para que en Galicia exista una entidad financiera de referencia» y que la comunidad siga estando presente en el mapa financiero español.

LA OPOSICIÓN

Los grupos parlamentarios del PSdeG y BNG han calificado este martes de «escándalo» las indemnizaciones que se les han abonado a tres directivos de Novacaixagalicia (NCG) en concepto de indemnizaciones por su salida de la caja, y han considerado que deben devolver la cuantía que asciende en total a 23,6 millones de euros.

   Por su parte, el PPdeG ha estimado que «nunca debieron cobrarlas», pero ha recordado que se trata de una entidad de carácter privado, por lo que ha indicado que «habrá que ver la voluntariedad» de los directivos y la «capacidad» que pueda tener NCG Banco.

   Paralelamente, mientras que socialistas y nacionalistas piden responsabilidades políticas a la Xunta, el portavoz del grupo que sostiene al Gobierno, Pedro Puy, ha hecho hincapié en que «no hay ningún marco legal» que dé a la Administración autonómica para decidir sobre la contratación.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar