El piloto muerto en Laza no consiguió remontar el vuelo

  La avioneta del piloto vasco Íñigo Zubiaga, fallecido en acto de servicio el domingo en Laza (Ourense), realizaba la primera descarga de agua sobre las llamas de un incendio originado en Monterrei cuando «no logró subir» y se estrelló, ha informado el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez.

  Aunque el responsable autonómico ha incidido en que todavía se desconocen las causas del accidente, ha apuntado lo que la consellería sabe porque «lo han visto otros pilotos». «Era la primera descarga de ese incendio. En esas circunstancias hay humo, se ve mal… No logró subir y hubo un impacto», ha relatado el titular de Medio Rural.

   Al respecto de las investigaciones para determinar lo ocurrido, el conselleiro ha señalado que Medio Rural se ha puesto «a disposición» de la comisión encargada de analizar accidentes en aviación civil. «Es la competente y la que tendrá que hacer la investigación», ha comentado, para constatar que el motivo del siniestro que provocó la muerte del piloto «se sabrá en su día».

   Preguntado por la posibilidad de que Íñigo Zubiaga, de 54 años, diese aviso de los problemas en su avioneta y sobre si informó de que iba a saltar, el titular de la consellería ha expresado sus dudas: «Me extraña bastante».

   Así, ha asegurado no tener constancia de tal alerta, puesto que los pilotos se comunican a través de una frecuencia de radio aérea «y nadie ha confirmado» a los responsables del departamento «que avisase, o algo parecido». Con todo, ha precisado que no lo puede afirmar «categóricamente» y ha expresado «cautela».

   Zubiaga «podría haber detectado la avería» de la avioneta, ha indicado Juárez. Esta hipótesis contempla la posibilidad de que el piloto saltase en pleno vuelo y falleciese ya en tierra debido a las llamas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar